El 17 de agosto se recuerda en todo el mundo a los peatones, en memoria del primer caso registrado en 1.897, en que Bridget Driscoll muriera atropellada por un vehículo de motor al cruzar una calle de Londres por un bólido que circulaba a menos de 10 Km por hora.Leer más