160 años del Natalicio de Cipriano Castro

Cipriano Castro reconocido militar y político tachirense, presidente de la República (1899-1908) e iniciador de una nueva y larga hegemonía en la historia política de Venezuela: las de los Andinos (1899-1945).

Cipriano Castro nació en Capacho, Estado Táchira el 12 de diciembre de 1.858 y es el iniciador del ciclo de Presidentes de la República de origen tachirense.

Para 1.876 incursiona activamente en la política, oponiéndose a la candidatura del General Francisco Alvarado a la Presidencia del Táchira, llegando a participar en la toma de San Cristóbal por un grupo de «autonomistas», que pretendían la separación del gran Estado de los Andes.
En 1.884 es puesto en prisión logrando escapar y refugiarse en Colombia, donde conoció a su esposa Zoila Rosa Martínez, «Doña Zoila».

En 1886 invade al Táchira con las tropas de Carlos Rangel Garbiras, siendo entonces cuando logra sus primeros triunfos militares al derrotar al Coronel Evaristo Jaimes en Capacho Viejo y al propio Gobernador Espíritu Santo Morales en Rubio.

Posteriormente es designado Diputado por el Táchira al Congreso Nacional, donde se une a los partidarios de Andueza Palacios. Contra éste se alza la «Revolución Legalista» y Castro viene al Táchira donde, ayudado por Gómez, organiza un ejército contra la Revolución consiguiendo nuevos triunfos y llegando hasta Mérida, de donde se regresa al triunfar Crespo con los legalistas en el país.

Se asila de nuevo en Colombia por 7 años, hasta que en 1.899 invade de nuevo al Táchira en compañía de su inseparable Gómez, el 23 de mayo en la acción conocida como la «Invasión de los Sesenta».

De victoria en victoria avanza hacia el centro, librando la última batalla en Tocuyito por lo que el Gobierno se entrega y Castro, con su Revolución Liberal Restauradora, entra en Caracas el 22 de octubre de 1.899, convirtiéndose en Primer Magistrado hasta el 19 de diciembre de 1.908 cuando es derrocado por Juan Vicente Gómez.

Expulsión del poder y vida en el exilio

Una vez alejado del poder y negada la posibilidad de regresar a Venezuela, Castro sufrió el acoso de las potencias resentidas por la política que mantuvo hacia ellas durante los 8 años que estuvo en el poder. Al carecer de los recursos para efectuar una invasión armada, se marchó a Madrid para luego convalecer de su operación en París y en Santa Cruz de Tenerife.

A fines de 1.912 pretendió pasar una temporada en Estados Unidos, pero fue apresado y vejado por las autoridades de inmigración y obligado a marcharse en términos perentorios en febrero 1.913.

Finalmente se estableció en Santurce, Puerto Rico en 1.916, bajo una estrecha vigilancia por parte de espías enviados por Juan Vicente Gómez.

Murió en Puerto Rico en 1.916. Sus restos reposaron en el cementerio de San Juan de Puerto Rico hasta el 25 de mayo de 1.975, cuando fueron repatriados e inhumados en un mausoleo de su pueblo natal.

Posteriormente el 14 de febrero de 2003 sus restos fueron trasladados al Panteón Nacional.