366 años de la Santa Patrona “Nuestra Señora de Coromoto”

El 8 de septiembre de 1.652, hace 366 años, “Nuestra Señora de Coromoto”,  le entregó al cacique Coromoto, un pedazo de corteza de árbol con su imagen.

Santa María de Coromoto en Guanare de los Cospes, Patrona de Venezuela, le salió por primera vez al cacique Coromoto en el año 1.652, cuando este pasaba junto a su mujer una corriente de agua, en ese instante la señora de  asombrosa belleza les dijo: “vayan a casa de los blancos y pídanle que les eche el agua en la cabeza (el bautismo) para poder ir al cielo”.

Rápidamente de esto la tribu de Cormoto tomó el bautismo con la asistencia de un español llamado Juan Sánchez en un ángulo formado entre los ríos Guanaguanare y Tucupido, sin embargo, el cacique al extrañar la selva, arregló su escape,  cuando recibió la segunda visita de la Virgen, el 8 de septiembre de 1.652, hace 366 años, y es cuando  ésta le entrega un pedazo de corteza de árbol con su imagen.

El cacique huyó a la selva, y al ver que la Santísima Virgen no había alcanzado nada con él, aprobó que lo mordiera una serpiente venenosa. En aquel momento revirtió su corazón a Dios y empezó a pedir el Bautismo, el cual,  le fue dispuesto por un barinés que transitaba por ahí, convirtiéndose en apóstol.

La huella dejada por la virgen (de 2,5 centímetros de alto y 2 centímetros de ancho),  fue llevado a la Iglesia de Guanare en 1.654, donde persistió en un relicario hasta 1.987, cuando fue incrustada en el pedestal de la imagen de madera que está hoy en día en el templo Santuario Nacional Nuestra Señora de Coromoto.