La Basílica Catedral de Nuestra Señora de Coromoto o simplemente Catedral de Guanare, es una iglesia del siglo XVIII consagrada a la Virgen de Coromoto y situada en Guanare,​ capital del Estado Portuguesa, en Venezuela.​

El primer templo de cierta importancia de Guanare se inició en 1.710 y fue culminado por el Presbítero Francisco Valenzuela, en 1.742.

Esta iglesia duró muy poco, ya que, fue dañada por el terremoto del 15 de octubre de 1.782 y tuvo que ser clausurada.

Los trabajos para la reconstrucción se iniciaron en 1.788 y terminaron el 3 de noviembre de 1.807. Fue elevada a la dignidad de Basílica Menor el 24 de mayo de 1.949, por su Santidad el Papa Pío XII, y declarado monumento histórico según Gaceta Oficial Nº 36.320 de 2 de agosto de 1.960.

De la edificación cabe destacar el retablo, barroco-colonial de estilo churrigueresco, que fue realizado por José Quiñones, así como los vitrales que elaboró F. X. Zettler en Múnich.