Cestería indígena venezolana

Antes de comenzar a entender todo lo que se relaciona con la cestería indígena, primero se tiene que conocer o que es. Se puede definir a la cestería indígena como un proceso de confección en el que se usa el tejido o arrollamiento de un material que sea plegable plegable y flexible.

Este proceso se hace con el fin de elaborar algún recipiente, cesta u otro artefacto donde se puedan colocar diferentes frutas y comidas, o se puedan transportar diferentes objetos utilizados diariamente.

Las personas que se dedican a esta manualidad son llamados canasteros o cesteros.

La cestería indígena se ha mantenido en la mayoria de las regiones venezolanas, especialmente en la región zuliana por la presencia de diversos grupos aborígenes como los arawacos y guajiros.

Las fibras vegetales que se usan mayormente son las de bejuco común, palma, caña amarga o caña brava.

La cestería indígena se caracteriza por ser una de las artes con más años de la humanidad, y que es practicada a partir de tiras o fibras de origen vegetal como mimbre, junco o papiro, desde hace muchos años.

También pueden usarse materiales de origen animal o cabello humano y es común que hoy en día se utilicen materias sintéticas como plásticos, aleaciones metálicas y otros.

Los datos de mayor antigüedad que han sido recolectados tienen que ver con los datados mediante carbono radiactivo y tienen entre 12 y 10 mil años de edad.

Además de esto, se evidencia la cestería indígena ha marcado un precedente en los trabajos de alfarería debido a los cestos que eran usados para dar forma.

Pero lo más interesante que se puede destacar de la cestería indígena, es que al igual que la escultura y cerámica indígena, este arte nunca ha dejado de ser interesante al público en general.

Y es que alrededor del mundo aún en los tiempos modernos, se sigue comerciando con canastos al lado de las carreteras, y son comunes en los sitios turísticos y mercados populares.

La popularidad de la cestería indígena reside en su carácter manual, ya que es de las pocas actividades que ha escapado a la mecanización e industralización, siendo ejecutada de manera manual y tradicional.

Tipos de Cestería Indígenas Venezolana.

La cestería indígena venezolana puede ser clasificada en dos tipos:

Primero nos encontramos con el estilo denominado, El arrollado. Con este procedimiento el material se acomoda tomando forma de espiral haciendo volutas superpuestas que luego pueden coserse.

El segundo procedimiento se llama el trenzado. En este tipo de confección se usan tiras anchas que son obtenidas de plantas como palmas.

Para este metódo pueden usarse tejidos sencillos donde las tramas se pasan de uno a otro lado de las luces de los lados, como si de una clineja se tratase.

Se cuenta entre las tradiciones populares, que los indígenas podían además utilizar una técnica caracterizada por la superposición de unas fibras planas que se usaban en cestas con tejido hexagonal.

El tejido llamado parquet, se hacia utilizando dos fibras planas ubicandolas en forma de “V” muy comunes para realizar “sebucán”, “manare”, cestas, “carrieles” y “petacas”.

Canastos.

Los canastos son las principales producciones de la cestería indígena venezolana y que es tan importante en el patrimonio cultural del país.

Las partes que conforman un canasto son la base, las paredes de los lados y el eje. Pueden tener manijas y adornos que se elaboran trenzando el material de igual manera.

Actualmente puede aprender el arte de la cestería indígena teniendo como maestro a los artesanos tradicionales y conocer de la manera antigua, aunque tu aprendizaje puede hacerse también por medio de escuelas o libros. Los patrones que se utilizan son muy variados.

Maras.

Estas son unas cestas típicas de la región oriental, más específicamente del estado Nueva Esparta y las costas orientales, donde estas canastas son llevadas en la cabeza con la ayuda de un paño grueso y sirven para trasportar diferentes tipos de alimentos.

Otros tejidos de la cestería indígena.

No hay duda de que la imaginación y creatividad de los diferentes tipos de tribus indígenas no tienen limite, y con la llegada de la industrialización han incoporado diferentes tipos de materiales sinteticos para hacer sus tejidos.

Es por esta razón, que hoy en día es común encontrar una gran diversidad de productos tejidos con fibras mas fuertes para crear chincorros, bolsos, bandas porta bebe, vestidos y toda clase de indumentaria.

Aunque la cestería indígena sigue vigente en nuestros tiempos, más que un fin utilitario ahora tiene un enfoque más centrado hacia el turismo en Venezuela.

Fuente: http://hablemosdeculturas.com/