El Fortín de La Galera testigo de una historia heroica

Crónicas

Margarita es una de las provincias representadas en las ocho estrellas de nuestro pabellón nacional, pues fue una de las primeras que se alzó contra el imperio español aquel 4 de mayo de 1810, cuando Manuel Plácido Maneiro trajo la noticia del levantamiento de Caracas contra el gobernador Vicente Emparan, lo cual no es más que decir que siguió el ejemplo que Caracas dio.

Por ello esta tierra no solo es grande por su gente y hermosura, sino por su heroísmo y por su fiereza a la hora de enfrentar los combates que contribuyeron a darle la independencia al país, de ahí por lo guerrero de sus habitantes esta región fue bautizada como la Nueva Esparta.

Dentro de estos hechos heroicos está la Batalla de El Fuerte, ocurrida el 8 de agosto de 1817 del cual fue testigo el Fortín de La Galera, que fue construido en 1.811, por la Junta Provisional que gobernaba Margarita y está en la loma más alta de la bahía de Juan Griego, conocido también como El Fortín de La Libertad.

Esta contienda, según el cronista Ángel Félix Gómez, fue una de la más sangrientas que se produjeron en Margarita, porque fue una pelea desesperada entre el bando realista y los margariteños, quienes se defendían hasta lanzando rocas como si fuesen pequeñas piedras.

De esta referida batalla donde los realistas al mando de Pablo Morillo se enfrentaron a los patriotas nativos, se cuenta que en medio de la reñida acción, una explosión inesperada de un repuesto de municiones logró volar en pedazos esta batería, lo que produjo un gran estallido.

Los patriotas que no perecieron en la explosión del Fuerte, fueron rodeados y degollados en la laguna que se encuentra al pie del Fortín, cuyas aguas se tiñeron de rojo y desde entonces recibió el nombre de Laguna de Los Mártires.

Pero a pesar de esta masacre, donde por cierto murió el intrépido guaiquerí Francisco Adrián, los margariteños se defendieron como tigres y fue elogiada su valentía por el realista Pablo Morillo en informes a sus superiores.

Hoy, los niños margariteños cuentan esta triste historia en el propio Fortín La Galera, lo que se ha constituido en atractivo turístico por la manera tan peculiar como relatan estos acontecimientos… Y ula, ula, a bajarse de la mula.

Texto: EMIGDIO MALAVER G / emalaverg@gmail.com /@Malavermillo
Foto: Internet