Niños venezolanos en el extranjero a la conquista de sus sueños gracias a la música

Publicidad

Mandy y Eli David son dos niños artistas venezolanos que, desde los 3 años de edad, han entendido que para alcanzar sus objetivos se requiere de compromiso, enfoque, responsabilidad, tenacidad y tolerancia al fracaso. 

Ellos aseguran que, desde que tienen uso de razón, sintieron el deseo de lograr un objetivo en la vida. 

Mandy Corrente a los tres años bailaba. A los cinco, ya tenía su primera canción y hoy en día sus vídeos tiene más de 50 millones de visitas. Más de doscientos mil seguidores en Instagram siguen sus pasos, incluyendo a su hermano que tiene primera fila a los ensayos en su casa. 

“Cantamos  y practicamos mucho. Voy a sacar unas canciones de Easter”, dijo Corrente en una entrevista a la Voz de América.

Con el respaldo de productores ganadores de Premios Grammy, Mandy canta sobre la amistad, los amigos, el amor y la importancia de cuidar el medio ambiente.

“Que se ve fea la playa, mucha cosas en el piso, no dejan nada ‘beautiful’ pasar”, cuenta Mady.

La pequeña vive ante el escrutinio del mundo. Hay quienes la admiran, aman y elogian y otros que la juzgan, critican y odian. 

Pero, el mosaico de talento venezolano que integra a la sociedad estadounidense es multicolor.

Eli David Pulido es un pequeños que expresa la raíz y al sentido de pertenencia de su natal Venezuela.

“Esta es una música muy folclórica de Maracaibo, que queda dentro de Venezuela y esa gaita, esa música nos identifica mucho a los zulianos, como un himno”, cuenta David.

Hace 4 años, la familia se mudó a Estados Unidos y aquí sigue sus estudios… y su  vocación.  Su madre nos cuenta que cuando lo escuchó cantar a los 4 años, tomó la decisión de inscribirlo en un conservatorio de música.

“Yo todavía con duda, decía ¿Será amor de mamá o verdaderamente canta?”

Allí pudo encauzar su talento nato. Ahora con 13 años de edad, Eli David dice que le gusta cantar la música de su país, pero también le encantan las rancheras.

“En el día agarramos un tiempo adecuado para practicar y para aprendernos canciones nuevas, para poder subí  a las redes (…) Mi meta es seguir subiendo los seguidores y seguir con mi carrera hacia adelante”, cuenta David.

Pero más allá de los ‘likes’ y los comentarios, para la psicóloga Cristina Balinotti, la perseverancia, la concentración, el trabajo en equipo y el valor de la responsabilidad son algunas de las habilidades que puede desarrollar un niño en un mundo de adultos… pero, sin olvidar que sigue siendo un niño.

Fuente: Voz de América

Sigue nuestras redes sociales. Somos OtilcaRadioradio on line gratis, resaltando la Venezolanidad transmitiendo 24 horas solo música venezolanaInstagramTwitter FacebookÚnete a nuestro canal en Telegram.

¿Eres talento venezolano y deseas que publiquemos tus notas y sonemos tu música? Envíanos el material a otilcaradio@gmail.com