Ostracismo emocional 2020: ¿Padecerlo o transformarlo?

Crónicas

“! Por favor solo queremos disfrutar de la playa unos minutos sin bañarnos! Lo siento, ciudadanos la playa está cerrada, deben regresar a su casa” mientras regresábamos de la larga caminata con un ánimo bastante distinto vino a mi mente el libro titulado “Ajeno a la tierra”, el disfrute de contemplar el mar y la libertad que genera la escena playera es sin igual para los amantes de las  playas… pero ya ni ver el Mar se nos permite. Actualmente confrontamos unas condiciones de vida que nos hacen sentir “ajenos” a nuestra propia manera de vivir y por ende nuestro entorno inmediato. Este confinamiento social nos ha cambiado bastante nuestra manera de vivir ¿Con cuál de las imágenes presentadas te identificas? ¿Cuál es tu actitud ante este confinamiento? 

El mundo circundante sea ha paralizado y de manera forzosa hemos pasado a otro rol: de ser observadores, ahora somos observados por otros. Sufrimos un ostracismo emocional que solo era experimentado por quienes eran perseguidos por diferentes causas: política, religión, delitos…En la antigua Grecia el Ostracismo era el destierro aplicado a los ciudadanos considerados como peligrosos o sospechosos para la  paz en la ciudad. Con el devenir del tiempo se aislaba voluntariamente a un disidente político. El Ostracismo emocional  2020 se caracteriza por ser un aislamiento global cuyo efecto tipo Tsunami  es incalculable y trasciende a todos los segmentos de la estructura política-social- económica de cualquier país hasta alcanzar el hogar y a las relaciones interpersonales y el estado anímico de cada persona… Es comprensible y aceptado el argumento de preservar la salud y combatir el contagio con ésta medida de Bioseguridad. Pero hace falta también incentivar mecanismos para contrarrestar el malestar emocional.   

Resulta complejo asimilar y acomodar en nuestra mente la sensación de ser “ajenos” a nuestra cotidianidad y  experimentar el  aislamiento que han padecido  las conchas marinas recolectadas tanto por nuestros hijos como por nuestras propias manos dentro de un recipiente de cristal. ¡Lo hice con ellas!  Tenerlas confinadas por mucho tiempo y ahora soy Yo quien está en condiciones similares. Pero aún tenemos Libertad: nada ni nadie nos priva para sintonizarnos con nuestra mente, generar ideas, activar la creatividad y así reinventarnos! ¡Sólo el pensamiento positivo y productivo facilita los mecanismos para estabilizarnos emocionalmente y transformar la situación de Ostracismo!   

Evita estar en las mandíbulas de ésta amenaza es el momento de activar el pensamiento productivo:

1) Medita de manera Introspectiva: escucha tu propia voz y  has un inventario de tus habilidades y vocación a objeto de identificar otros talentos. Escribe lo primero que se te ocurra. Este tipo de ejercicio te permite renovar actitud hacia la vida. 

2) Por Auto presión: se aplica por lo general  para los más indecisos, se basa en el hecho extremo de experimentar que te quedan pocos meses de vida: ¿qué harías? De manera realista no fantasiosa como “Lanzarme en Benji”  o Tomar una borrachera enorme” eso no activa el pensamiento productivo. Debemos mantener los pies sobre la tierra. Ser constantes en las decisiones a tomar a partir de las ideas registradas.

Pasos a seguir:

  1. Redacta un listado de ideas que siempre has tenido en cuenta para realizar, considerando todo tipo de factores: tiempo, lugar, presupuesto, recursos humanos y financieros, horario de trabajo, personas contacto.
  2.  Escribe un plan de acciones para llevar a cabo la idea de manera real y progresiva.
  3. Has una cuadricula para analizar factibilidad: Debilidades, Oportunidades, Fortalezas y Amenazas (Matriz DOFA)
  4. Considera que todo se inicia con una inversión tipo “cero” sin percibir ingresos inmediatos, comenzar con lo que dominas, tu talento, poner en acción lo que existe en casa, con la ayuda de amigos, vecinos, personas contacto e imagen a proyectar por las redes sociales.
  5. Vacía las ideas anteriores en un cronograma y llévalas a cabo.
  6. Mantén la observación y seguimiento: de revisar avances y progresos, debilidades y atrasos para mejorar y hacer ajustes.
  7. Conectar más adelante tu actividad con el marco legal necesario. ¡Listo! 

Profa. Marthelena Martínez