Venezuela cumple con recaudos para beatificación de José Gregorio Hernández

Jose Gregorio Hernández, proclamado como Santo por su propio pueblo, cumple con todos los recaudos exigidos por El Vaticano, Roma, los cuales fueron presentados por Venezuela ante la Congregación de los Santos, para que pueda ser beatificado.

“La etapa en que se encuentra ahora es que está en la revisión de la Congregación de los Santos. El Papa dijo que cumplió los requisitos, se la pasó a la Congregación de los Santos que es el máximo tribunal allí; y están en la etapa formal de verificar cualquier recaudo, por lo que estamos seguros de que se cumplió con todas las etapas”, explicó Edgar Parra, presidente del Instituto Autónomo de Turismo del municipio Rafael Rangel, estado Trujillo.

La Congregación de los Santos es el organismo del Vaticano que se encarga de estudiar los milagros, virtudes y martirios para proceder con las canonizaciones y beatificaciones de quienes después de morir, milagrosamente ejercieron el poder de sanar a una persona que padeció una enfermedad o fue desahuciada por causa de un accidente o eventualidad traumática.

“No faltan recaudos, el milagro se materializó y allí está recorriendo el proceso. Tenemos la fiel esperanza de que en estos días o meses, haya humo blanco en el Vaticano, anunciando formalmente la beatificación de José Gregorio Hernández”, aseveró Parra.

Hernández fue reconocido por la Iglesia Católica como “Venerable” en 1986, por el entonces Papa Juan Pablo II. Fue un destacado médico y científico venezolano, que siempre expresó su interés por los más necesitados.

La Santa Sede ha regresado un total de 27 milagros formales por no contar con un requisito, comentó Parra, quien lleva 30 años al servicio de la causa de José Gregorio Hernández.

Sin embargo, existe un caso donde “Goyo” como le dicen sus fieles por cariño, logró la sanación de la niña Yaxuri Ortega, de 13 años de edad, nativa del estado Apure y quien en 2017 fue impactada por una herida de bala en el cerebro y cuya recuperación científicamente era imposible. Pero mediante testimonios, pruebas médicas y teológicas se comprobó el milagro que hoy podría ser el causante de su beatificación.

“Existen dos formas, el milagro y el favor. El favor tiene que ver con una dolencia que no es difícil de curar, como una fractura de grado menor; pero el milagro es más profundo, más complejo, porque allí interviene la iglesia, para hacer un seguimiento del antes, durante y después de un caso como el de una persona que ha sido desahuciada o sufre un accidente”, resaltó Parra.

El Siervo de Dios nació en Isnotú, estado Trujillo, el 26 de octubre 1864. Sus padres fueron Benigno Hernández Manzaneda y Josefa Antonia Cisneros.

En Caracas, en la Iglesia Católica Nuestra Señora de la Candelaria, reposan los restos de José Gregorio Hernández.

Fuente: AVN