Adaptarse a los cambios: ¿Es cuestión de aprendizaje o es una habilidad innata?

¿Cerró la empresa donde Usted laboraba? ¿A raíz dela pandemia las amistades han cambiado con usted? ¿Decidieron definitivamente separarse? Enfrentar un cambio de esa naturaleza no es fácil, pero así como algunos problemas no terminan tampoco tienen un fin  único las soluciones.  Siempre hay algo que podemos hacer: Adaptarnos y enfocarnos a ver la vida de otra manera, porque nadie nació encadenado a otro, los amigos verdaderos se manifiestan en momentos críticos y no solo en fiestas, o en juegos de un fin de semana o cuando nos sobra el dinero.  Y si el lugar de trabajo ha desaparecido entonces es el momento de emprender o buscar otro empleo. Pues aplicar el modo de Auto detective para buscar las causas y analizarlas bajo la lupa o el bisturí conlleva a poner un lastre a nuestra vida y hundirnos en el  pasado, lo cual ha de generarnos  desgaste, ansiedad y depresión. Aun con esta pandemia  ¡La vida debe continuar! 

Así como la música es una terapia provechosa, relacionemos algunas canciones con el tema que nos ocupa.  Hay una vieja canción que dice “ya lo pasado, pasado…” y otra que dice “año nuevo vida nueva”  Por lo tanto, es adecuado enfocarnos a enfrentar y asumir que cualquier situación de cambio es un aprendizaje y a su vez el inicio de todo un proceso de tomar decisiones, las cuales se deben asumir con actitud  positiva  procurando siempre extraer de cada experiencia elementos significativos para enriquecer nuestro desarrollo personal, y con ello facilitar el restablecimiento de nuestro equilibrio emocional.  A pesar que en la mayoría de las veces los cambios están  ligados a sentimientos como  la tristeza, la angustia o la decepción. Toda situación de cambio nos beneficia de alguna manera y con esos cambios logramos ampliar nuestra visión y propósito de  vida. En detalle las razones:

En primer lugar, hemos de considerar que lo acontecido ya es parte del tiempo pasado, y darnos el permiso de reconocer que  el presente está lleno de hojas en blanco para escribir nuevas páginas en nuestras vidas.  En segundo lugar, es apropiado trazarnos  metas diferentes  sin auto engañarnos, mucho menos establecer expectativas que superan la realidad. Por lo tanto, debemos vivir para experimentar satisfacción con lo que hacemos, evitar el rencor, anular sentimientos de venganza o depender de la opinión de terceros. Porque el organismo se afecta y algunas enfermedades tienen como punto de ignición o de origen el estrés, las decepciones y los sentimientos negativos.  Si hoy nos tocó perder entonces mañana o más adelante es prioridad observar lo acontecido y hacer ajustes personales para poder ganar.  Es tiempo entonces de reconocer que lo vital es el aire que respiramos y nuestra energía,  ya que los empleos, las parejas y los amigos pueden ser o no por un tiempo prolongado.

Algunas estrategias sugeridas

Alguien dijo: “el instrumento en manos erróneas funcionará erróneamente” es una frase que funciona en el campo laboral específicamente en cuanto a  procedimientos y herramientas  de trabajo, pero en el ámbito emocional y de las relaciones interpersonales es distinto, porque lo que para unos es útil para otros es complejo. La intención que nos motiva es ofrecer algunas estrategias a libre elección, las cuales pueden facilitar hacer ajustes a nivel personal  durante el necesario proceso del cambio que cada persona en particular confronta. Para algunas personas resulta beneficioso  desprenderse de todo lo que le ata  o recuerda del pasado y prefieren donar o regalar adornos, objetos, libros, eliminar fotos /recuerdos, deshacerse de documentos y hasta renovar la casa pintando, remodelando, ampliando para crear nuevos espacios. O mudarse porque la pareja ya no está.  

En otros casos hay personas a quienes  les ha dado buen resultado  ocupar la mente en aprender algo nuevo: idiomas y hacer amistades con personas de otras regiones o países, incursionar en un tipo de empleo completamente diferente, desde confeccionar ropa,  accesorios, cocinar y vender postres o comidas y hasta emprender una actividad diferente a lo que venía desempeñando y ahora lo realiza desde el hogar.  Algunos deciden explorar las artes: tocar instrumentos, dedicarse a la pintura, escultura, fotografía, el baile o la práctica de deportes.  Es menester valorarnos y hacernos de un nuevo proyecto de vida, sin importar la edad que tengamos. Deslastrarnos del pasado porque ya es el momento de aceptar la ausencia de alguien, salir dela zona de confort, desarrollar otras habilidades a fin de buscar los ingresos, así como conducirnos de manera auténtica con nuevas amistades y /o  fortalecer  los vínculos con aquellos amigos que aún nos demuestran sincero afecto.  Reflexionemos:   Ni se compra ni se vende la salud mental: por autocuidado debemos preservarla. 

Profa. Marthelena Martínez