HUELLAS Y PRESENCIAS INSULARES: CHEGUACO EN LAS VOCES DE SUS AMIGOS

Huellas y presencias insulares

Hoy al cumplirse 94 años del nacimiento del insigne hombre de la Identidad Insular Neoespartana José Joaquín Salazar Franco “CHEGUACO”, como una familia que somos, me permito compartir con ustedes, como conceptuamos a Cheguaco varios de sus amigos:
Felipe Natera Wanderlinder : “Con el azadón al hombro y el machete rozador a la diestra rumbo a la heredad para insistir en la porfía de la siembra porque ayer llovió y regó la tierra para prolongarse en la espera de otra bendición del cielo. El viandar en el mapire, en la reserva un libro que abre en el momento del reposo y recibir la enseñanza que dan las letras. Cheguaco no desperdició un momento y así, se preparó para darnos libros, vivencias hermosas que nacen de lo telúrico y del tiempo. Cheguaco en el homenaje que hoy le rendimos”.

Rosauro Rosa Acosta: “CHEGUACO aprendió tantas cosas: el misterio del viento en la cumbre del cerro o en el corazón de la hondonada. El dialogar de la garúa con el surco recién abierto. El significado del trinar del pájaro en la amanecida. Los visajes del aire. El presagio de la rama que cae en la tarde silencia. El peregrinar de las sombras en montaña. El monólogo del riachuelo y de los seres que pueblan la soledad de la noche y los bostezos del camino. Cheguaco sabe cómo librarse de los enamoramientos de las chiniguas, como espantar a los duendes, como librarse de las tentaciones del espíritu malo. Es diestro en escapularios y amuletos y sabe de guiñas y rezos para no dejarse acorralar de malas intenciones.”

Maestro Nicolás Jesús Salazar (Benito): “Cheguaco es rumor que corre y se extiende.
Que es el miedo que ríe al duende que espanta.
Que es la sábana blanca que ondea en noche de luna o silueta a distancia entre canjilones, recodos, mogotes, barbechos y vericuetos.
Que es mito y es creencia en los adentros de su pueblo y de su tierra margariteños.

Roberto Malaver: “Capitán de las letras de mi pueblo.”

Ángel Félix Gómez: “Conocedor de todas estas cosas nuestras que hacen la autenticidad margariteña.”

Dr. Prieto Figueroa:“Es el cronista crónico de lo que no pasa.”

Jesús Manuel Subero:“Para Cheguaco, afecto y admiración”

Heraclio Narváez Alfonzo: “Es el cronista de Tacarigua, Santa Ana y Margarita toda”

Rómulo Quijada:”Cheguaco es uno de los pocos amigos que le quedan en esta tierra traicionada por sus mejores hijos”.

José Rosa Acosta: “Con él, más que relatos debemos escribir preguntas. ¿Qué ha hecho?
Desgranarse en libros, como se desgranó en hijos, como se desgranó sembrando árboles, ilusiones y querencias”

Jesús Rosas Marcano “Cirio” “…magnífico hombre que viene de la humildad, amasado con ese sabor de pueblo al que sirve con señalado afecto demostrado en muchos trabajos condensados en libros. Él ha penetrado en las entrañas de la colectividad para dar a conocer y defender sus costumbres y tradiciones; lo ha hecho sin rebuscamientos literarios, en prosa sencilla y amena, ha formado su propio camino con una obra sólida que ya es obligada consulta. Es decir, es un valor de la Margarita pensante con nombre propio y respetado”.

Verni Salazar: “La obra y el amor de Cheguaco, andan en corazón de la margarieñidad, de la Margarita pura, de la esencia misma de su identidad margariteña límpida y transparente, andan pendiente en ese legado que dejó a nuestra generación y tenemos el compromiso y la responsabilidad de no dejar que perezca en nuestras manos, para que lo podamos traspasar a las generaciones que vienen”.


(Verni Salazar 27 VII 2020 HUELLAS Y PRESENCIAS INSULARES)

Síguenos: Instagram y Twitter