José Joaquín Salazar Franco “Cheguaco” uno de los intelectuales más importantes de Margarita

Crónicas

José Joaquín Salazar Franco, conocido popularmente como
“Cheguaco”, fue un escritor e investigador costumbrista y del
folklore, autor de varios libros sobre temas de la vital
importancia para la consulta de estudiantes y profesionales.

Sus hijos crearon una fundación en su nombre, llamada la
Fundación “José Joaquín Salazar Franco” (Cheguaco).

Cheguaco, laboró la poesía y el canto, como ninguno, de allí
el excelente “Promotor Cultural”, que fue, ya que, perteneció
a varias instituciones y asociaciones en el estado Nueva
Esparta.

El legado literario de José Joaquín Salazar Franco,
“Cheguaco”, se puede clasificar en cuatro principales
renglones: narrativa, poesía, historia y folclor.

Y es que, su obra narrativa está diferenciada en dos
categorías, la primera, representada por los cuentos
publicados en las dos obras, Brotes Sobre la Tierra Ñera
(1.979) y Los Terrazgos de Cheguaco (1.981) y la segunda,
por los “cuentos de camino”, incluidos en el libro Por los
Senderos de Margarita (2004).

Así que, al leer los cuentos, automáticamente se retrocede a
un ambiente campestre margariteño, con personajes
típicamente pueblerinos, con un enunciado lleno de creencias,
mitos y tradiciones, sumidos en una atmósfera de aflicción,
vapuleada por las sequías interminables, con sus
consecuencias de pobreza campesina, que los constriñen a
emigrar a otras lejanas tierras a la búsqueda de
oportunidades de trabajo o educación para su progreso.

El universo poético de José Joaquín Salazar Franco
(Cheguaco), se mantuvo en unos tonificadoros similitudes,
muy amplios al expresarlos en su narrativa, y es que, la
misma se halla en sus dos obras publicadas: El Murmullo del
Breñal (1.996) y Un Grito en la Hondonada (2000), en ellas
son demandantes sus mundologías de vida campesina, sus
recuerdos ante el menoscabo del ser amado, sus
apesadumbras y lamentos ante la cotidianidad campesina y
su preocupación frente a la modernidad.

Asimismo de narrador y poeta, Cheguaco se enfatizó como
investigador de la historia, ya que, se sustentó de dos fuentes
principales; por una parte, de la fuente documental y por la
otra de la tradición oral, y es que, sus investigaciones acerca
de la historiografía de la Isla Margarita, están sobrellevadas
en su incesante e inexorable indagación en los archivos
oficiales y eclesiásticos y en la extensa bibliografía consultada
en las publicaciones de otros reconocidos historiadores.

Es importante destacar sus logros y aportes muy originales al conocimiento histórico local, regional y nacional.

Su contribución a la historia regional margariteña está
representada, entre los más importantes, por el origen e
historia de pueblos como La Vecindad, Los Hatos, El Maco, El
Cercado, La Guardia, Carapacho y Macanao, así como
también, aportes adicionales a la historia de La Asunción,
Porlamar, La Virgen del Valle y la Batalla de Matasiete y
biografías de los héroes independentistas Juan Bautista
Arismendi y Francisco Esteban Gómez y la novedosa biografía
de Santiago Mariño escrita en décimas.

En cuanto al aspecto nacional, es interesante su contribución
con la tesis de la primera fundación de Caracas por el
conquistador margariteño Francisco Fajardo, con la
participación de nativos de Tacarigua en esta expedición.

La más prolífica obra intelectual de Cheguaco está enmarcada
en sus investigaciones y publicaciones acerca del folclor de la
Isla Margarita, que de acuerdo a Efraín Subero se agrupan
tanto en el folclor literario, representado por sus publicaciones
sobre mitos, creencias, consejas, leyendas, tradiciones,
costumbres, idiosincrasia, anécdotas, cantos y juegos
tradicionales; como en el folclor material con sus
investigaciones sobre la actividad artesanal de la isla.