La Crónica de Edward Ernández Caraballo: El béisbol en Porlamar

Equipo C.C Nueva Esparta (1930)

Si ha dicho, que el primer partido de béisbol jugado en Venezuela, se llevó a cabo entre un grupo de jóvenes venezolanos, cubanos y norteamericanos una tarde de febrero del año 1895 en los terrenos adyacentes a la estación del Ferrocarril Central del sector conocido como Quebrada Honda, en Caracas, justo al este de la actual sede de la CANTV. Ocurrido esto, también se comenta, que el primer partido realizado oficialmente en Venezuela, ocurrió un día jueves, 23 de mayo de 1895 entre las novenas roja y azul, del Caracas BBC.

Por otra parte, si nos remitimos a nuestra región insular, asomamos que según investigaciones periodísticas, se puede indicar que fue en el año 1907 cuando se introduce el béisbol en Porlamar, siendo el señor Jesús “Chuíto” Carrasquero Ortega, el pionero del mismo, quien contaría con el valioso aporte del señor Luis Barboza Ortega, quien por el hecho de haber residido en USA por varios años, aportó valioso conocimientos al desarrollo del naciente deporte en el Pueblo de la Mar. También es justicia indicar, que el señor Eduardo Hernández, fue otro entusiasta de la pelota que al lado de Chuíto Carrasquero, fundaron el primer equipo de béisbol, de nombre “Mariño BBC”, trascendental hecho, ocurrido el 26 de agosto de 1907, cuya Junta Directiva, quedó estructurada de la siguiente manera:

Presidente: Jesús Carrasquero Ortega.

Vicepresidente: Eduardo Hernández.

Tesorero: Higinio Carreño.

Secretario: Horacio Salazar Martínez.

Vocales: Diego Antonio Rodríguez y José Santos Rosario Campos.

Una vez, establecida la organización que regiría los destinos del “Mariño BBC”, se procedió a buscar el terreno para las prácticas respectivas, escogiéndose de tal manera, el lugar donde hoy se encuentra ubicado el Hospital Central “Dr Luis Ortega” de Porlamar. Al ser desplazados del mismo, buscaron nueva ubicación y, es como llegan al terreno donde se erigiría el Hotel Bella Vista, inaugurado del 2 de diciembre de 1955 y, de allí, a una tercera sede, ubicada en el área donde más tarde, en 1946, fuese construido el Grupo Escolar “Estado Zulia”.

Cierto día, lamentablemente, entre los pioneros Carrasquero y Hernández, surgieron serias discrepancias que conllevaron a la separación deportiva, siendo el motivo por el cual, Hernández optó por hacerle competencia a Carrasquero, con la fundación del equipo “Porlamar BBC”, divisa que también ocupó terreno que antes había sido utilizado por el “Mariño BBC”, o sea, lugar donde se encuentra ubicado el Grupo Zulia o “La Concentración”, como solían identificarlo los porlamarenses.

Muy a pesar de los hechos que suelen suceder en muchas organizaciones deportivas, o de otra índole, los seguidores del club “Mariño”, no se amilanaron y, siguieron con su derrotero en procura de llevar a feliz término, las prácticas y juegos de naciente deporte en Porlamar. De tal manera, el club “Mariño”, se vio representado por dos novenas para divertimento de jugadores y aficionados que cada día hacían crecer en popularidad la mencionada especialidad deportiva. De allí que al completar los dos rosters, se tomó la iniciativa de identificarlos con los colores verde y amarillo, que llevaban a cabo sus prácticas todas las tardes de lunes a viernes y, juegos de gala, los fines de semana, hasta llegar aquél momento cuando para celebrar el primer aniversario del Club, organizaron una serie de siete encuentros entre ambas novenas, siendo ésta, la primera serie beisbolística celebrada en Porlamar.

Como el margariteño, siempre muy dado a su interés por las labores periodísticas, no podía faltar que en el club “Mariño”, sus directivos, idearan la manera de promocionar sus actividades sociales, culturales y deportivas, crearon una hoja periodística, la cual fue denominada: “El Pitcher”, siendo sus precursores los señores, Horacio Salazar Martínez, en la dirección, Jesús “Chuíto” Carrasquero Ortega, en la redacción e Higinio Carreño, en la administración.

Otros equipos que marcaron el rumbo inicial del béisbol en Porlamar, fueron los recordados, entre otros, “Negro Primero” y “El Patriota”, la mayoría de efímera duración. Del equipo “El Patriota”, según datos históricos deportivos porlamarenses, se pudo conocer que el mismo estaba conformado por hombres de mar y tierra, nativos de El Poblado, hombres verdaderamente fornidos y ágiles de quienes se decía que cuando no practicaban al béisbol, lo hacía como cíclopes con ladrillos de las alfarerías donde trabajaban. De este grupo de pobladeños, pasan a la historia deportiva regional, los hermanos Serrano, Florentino, Higinio, Maximiliano, Jesús y Tiburcio.

Como actividad de importancia, encontramos en la edición N° 279 del diario “El Sol” de los hermanos Rosario Campos, de fecha 09 de febrero de 1908, una excelente nota redactada, muy al estilo de aquella lejana época, que destaca textualmente lo siguiente: “NUEVA ASOCIACION. Con fecha 05 del corriente mes, nos participó el joven Alfonzo Rodríguez, que en la noche anterior, se había constituido una nueva asociación que llevará el título, “Nueva Esparta Base-Ball Club”, cuya Junta Directiva la componen, Presidente, el indicado Rodríguez, Vicepresidente, Modesto A. Rodríguez M, Tesorero, Francisco Adolfo Marcano, Secretario, Octavio C. Salazar y, vocal, Pedro R. Rivero. Este Club de niños, que con licencia de sus padres se ha formado, es con el objeto de tender la unión de todos los niños que enamorados del higiénico deporte del Base-Ball, aman con entrañable cariño a sus queridos padres y desean verlos llenos de risueña prosperidad como regularmente es la visión diaria de la infancia que no conoce el mundo ni sabe de alevosía, como lo dijo un poeta.”

“Alentamos a los niños constituidos en el club, para que no desmayen en sus tareas y, solo un ligero consejo nos toca darles: que busquen un mentor que los guíe, que les corrija sus extravíos, que les indique la senda del bien y que, como un juez de respetabilidad y orden, les frene sus pasiones y les inculque nociones de equidad”

“Nos es grato ofrecerles nuestras columnas, para llevar al público la nota simpática de sus estudios, de sus torneos y en especial los datos estadísticos concernientes a las jugadas de los días feriados, los que también ofrecemos con el mismo fin a los clubes “Porlamar” y “Mariño”, pero todo exento de ese dejo amargo que acibara la vida y enturbia el cielo de la verdadera amistad”.

Así pues, tomando en consideración tan memorable nota periodística, se puede deducir, que el primer equipo de béisbol infantil neoespartano, nació en Porlamar, 05 de febrero del año 1908.

Edward Ernández Caraballo (sagitario200902@hotmail.com)