Leyendas Venezolanas: La enfermera del Hospital de Maracaibo

Publicidad

El Hospital Central Dr. Urquinaona de Maracaibo, está ubicado en la avenida El Milagro, en el casco central de la capital zuliana. En sus inicios fue llamado “Santa Ana” en honor a la Ermita de Santa Ana, la cual era un anexo contiguo al edificio donde se construyó el hospital. Fue inaugurado el 26 de julio de 1608. Para ese entonces sólo contaba con seis camas.

De estructura colonial, a través de varios siglos ha seguido funcionando como hospital, habiendo sufrido a lo largo de los años grandes modificaciones, no ha perdido su estilo arquitectónico.

En 1944 pasa a la administración pública y toma por nombre “Hospital Central Dr. Urquinaona”, en honor al abogado, docente, filántropo y masón, Antonio José Urquinaona Bracho, quien nació en El Carmelo, Estado Zulia el 24 de diciembre de 1823. Tiene el merito de ser iniciador de los estudios de jurisprudencia en el Zulia cuyo curso se abrió el dos de septiembre de 1854 en el colegio nacional de Maracaibo con once alumnos.

En torno al hospital se han tejido muchas leyendas, que alimentan la vida e historia de este centro de salud, una de ellas y la más comentada es la de una enfermera, la cual según cuentan, algunas personas han visto.

Se dice que en las noches, a eso de las once o doce, se puede ver la figura de una mujer vestida de enfermera recorriendo de forma muy pausadas los pasillos, habitaciones y salas internas del hospital. De ella nada se sabe, ni quién fue, en que época vivió, o si allí algo pasó. Se cree que fuera una enfermera del tiempo de la Ermita Santa Ana por el tipo de traje de enfermera con la que se le ve, tal cuál como se usaba en aquella época.

Muchos pacientes han dicho haber tenido la escalofriante experiencia de verla o sentirla. Han comentado que ella se acerca más que todo a personas muy enfermas o casi para morir.

También, por algunos taxistas se ha sabido, que varios de ellos han recogido a una dama, enfermera con las mismas características y que pareciera ser del hospital. Ellos paran el vehículo, ella se monta en la parte trasera y en un abrir y cerrar de ojos, la enfermera, sin explicación alguna, desaparece.

Con el paso del tiempo, en la cultura y vivencia popular quedan arraigadas estas historias y leyendas, llenas de espectros y misterios, que sin duda alguna se mezclan entre la creencia popular y el temor por lo desconocido.

Sigue nuestras redes sociales. Somos OtilcaRadioradio on line gratis, resaltando la Venezolanidad transmitiendo 24 horas solo música venezolanaInstagramTwitter FacebookÚnete a nuestro canal en Telegram.

¿Eres talento venezolano y deseas que publiquemos tus notas y sonemos tu música? Envíanos el material a otilcaradio@gmail.com