Micaela Contreras forjando nueva generación de pianistas en Nueva Esparta

Desde hace cuatro décadas la pianista margariteña Micaela Contreras viene formando músicos en la Isla.

Ella, desde muy niña, quedó cautivada por el piano. Su primer acercamiento con este instrumento lo hizo de la mano de la maestra Carmencita Noriega, en el Colegio Nuestra Señora del Valle cuando estudiaba primaria.

Más tarde formó parte de la Orquesta Sinfónica de Nueva Esparta y luego fue a vivir a Caracas al terminar el bachillerato y allí hizo contacto con una gran maestra vinculada a su familia materna. Nada más y menos que la laureada músico y compositora margariteña Modesta Bor y también recibió clases del maestro Rómulo Lazarde.

Durante todo este proceso, Micaela Contreras se percató de su vocación docente y desde muy jovencita comenzó a dar clases en su residencia.
Muy cotizada en la Isla de Margarita, hoy la maestra Contreras tiene alumnos de varias generaciones.

Su más reciente promoción egresó el pasado fin de semana y como muestra del progreso musical de todos los noveles pianistas, de diferentes edades, ofrecieron un concierto en el Hotel Venetur, con el respaldo musical del Ensamble Nueva Esparta, dirigido por Pedro Tabasca y el Grupo Della Fé.

Como parte del espectáculo, hubo actuaciones especiales de un ex-alumno, el pianista Jesús Goncalvez y el rapero Carlos Verzo, quienes contribuyeron a dar más realce al concierto.

Pasaron por el escenario, los noveles pianistas Antonella Lunar y Santiago Salazar; Felipe Sánchez Soto; Olga Helena Suniaga Becerrit; Leonardo Castillo; Mahmoud Abdul;Mariana Rondón; Renata Ranalli; Fabiana Guerra; Fiorella Martínez; Andrea Franco y Ana Valentina Tovar.

Todos pusieron lo mejor de su arte para deleitar al numeroso público que se concentró en el salón y especialmente a sus familiares que los aplaudieron emocionados.
Una vez más se puso en evidencia el enorme talento musical que hay en la Isla de Margarita.

Redacción: Mariela Contramaestre/@mariela61/ http://www.elsoldemargarita.com.ve/ Foto: OlyanaMarcano @olymarcano