¡Naguará! Barquisimeto cumple 466 años de fundada

Hoy 14 de septiembre, la capital del estado Lara cumple 466 años de su fundación.
Sus iniciales estructuras se exaltan desde el momento de su constitución en el año 1.552, con parcamente nueve calles longitudinales y 13 transversales.

Su leyenda se inicia en el año 1.552 cuando el conquistador Juan de Villegas parte impaciente hacia las lúgubres montañas de Buría, ávido y ansioso de evidenciar la presencia del oro.

Tanta es su desasosiego que salió de El Tocuyo, primera ciudad fundada en el Occidente de Venezuela, en un apretado período de lluvias.

En aquel entonces, Juan de Villegas alberga una noticia extraordinaria del Indio Demian del Barrio, conquistador y compañero de aventuras de aquél, quien con indiscutibles muestras de cansancio dijo que el río de las montañas de Buría arrastraba pedazos de oro en la corriente; causando, con esta noticia, un inconmensurable huella emocional entre los colonos de El Tocuyo, centro de operaciones en el inicial proceso de la conquista.

Fichado el sitio más apropiado, Juan de Villegas fundó la población con el ceremonial del caso. Menos que una ciudad, Buría fue como afanoso centro de trabajo esclavo, bajo el dominio oligárquico de la minoría hispánica.

En un lapso de once años, la hoy Capital del Estado Lara, cambió cuatro veces de lugar antes de instalarse definitivamente sobre la fresca meseta aluvial a 564 metros sobre el nivel del mar.

El asentamiento en Buría no duró mucho tiempo. La rápida extinción de las minas, las enfermedades y los mortales flagelos que azotaron a aquellos moradores, fueron las consecuencias determinantes de la obligatoria emigración, hecho que ocurriera en 1.556.
Finalmente y por cuarta vez, la ciudad de Barquisimeto se establece. El sitio elegido no pudo ser mejor, acertada elección que tuvo lugar en 1.563. Es desde esta fecha cuando Barquisimeto comienza a ocupar el altiplano donde se encuentra actualmente, once años después que Juan de Villegas fundara a Nueva Segovia de Buría.

A partir de este asentamiento empieza a desarrollarse la ciudad, cuyas características más resaltantes fueron la matemática simetría con que se construyó una población adelantada en su aspecto colonial, cuyo desarrollo desde aquel mismo momento fue interrumpido y creciente, encontrándonos con el actual Barquisimeto.