“Popule Meus”: la banda sonora de la Semana Santa venezolana

Fue interpretado por primera vez en 1801

A comienzos del siglo XIX el compositor caraqueños José Ángel Lamas estrenó su pieza “Popule Meus”, que hasta hoy se mantiene como el principal referente musical de la Semana Santa venezolana.

La pasión y muerte de Cristo han inspirado desde hace siglos a los grandes compositores de la historia: misas, motetes, pasiones, oratorios y un larguísimo etcétera destacan entre las piezas que las más altas cimas musicales de todos los tiempos han dedicado a la Semana Santa.

La primera gran generación musical venezolana de la época colonial, agrupada en la llamada “Escuela de Chacao” a finales del siglo XVIII, dedicó sus mejores partituras a las fechas que celebramos estos días. Entre ellas sobresale la composición titulada “Popule Meus”, de José Ángel Lamas, considerada la más alta cima de la música colonial criolla. 

El “Popule Meus” como composición musical se remonta a la Edad Media. Se engloba dentro de los llamados “Improperios”, una serie de cantos antifonales de preguntas y respuestas compuestos de citas de la Biblia en griego y en latín en las que Dios (o Cristo) se queja de la “ingratitud” del pueblo judío. Suele interpretarse en el oficio de Viernes Santo, durante la Adoración de la Cruz.

La partitura de Lamas, de ocho minutos de duración, se centra en el comienzo del “Improperio”, titulado “Popule Meus” por sus primeros versos, inspirados en el capítulo 6 de Libro de Miqueas, uno de los profetas del Antiguo Testamento. La traducción española del texto latino original sería la siguiente: “Pueblo mío, ¿qué te hecho? ¿en qué te he entristecido? ¡respóndeme!” / “Porque te saqué de la tierra de Egipto, preparaste una cruz para tu salvador”.

Fuente: http://reportecatolicolaico.com