Le ganó a mi mamá el silencio, cuando visité el Museo Pueblos de Margarita. Pueblos de Margarita es como que te tocaran la melancolía y el sentimiento. Este lugar multiplicó mi cariño por la isla y agregó fuego a mi llama. “No quiero oro” pensé, “quiero este amor que AlexisLeer más

Compartir