Estos dos nombres significan mucho para la música neoespartana de finales del siglo XX y comienzos del XXI, tanto que explicarlo sería cuasi innecesario para quienes conocen Margarita y su música.

El regreso de Eddy, a tierras neoespartanas ha sido, en mi modesta opinión , uno de los hechos musicales y culturales de mayor impacto de los últimos meses, tal vez años, en lo que a música tradicional se refiere. El maestro cuenta con el aval de ser el más internacional de los músicos margariteños de todos los tiempos, en cuanto a escenarios y presencia academia, en su condición de violinista (académico y popular) y director orquestal, condición que en él se gesta desde temprana edad con su participación en la orquesta sinfónica juvenil de Nueva Esparta y la orquesta típica que fundara el maestro Alberto Valderrama Patiño a finales de los años 70.

Esa “mágica noche”, como muchos la han denominado en redes sociales, significó el esperado reencuentro de Eddy, con una agrupación de la cual formó parte como fundador: Opus 4, toda una institución musical dentro del contexto de los ensambles de música venezolana.

Durante la velada, también hubo una especial presencia de las nuevas generaciones de artistas neoespartanos, signada por la participación del percusionista, Ricardo García y el cantante, Francisco Tabasca, quienes no sólo aportaron su juventud sino además, demostraron la afinidad de la música tradicional en el contexto contemporáneo.

Digna de destacar también fue la participación de uno de nuestros más connotados decimistas, el joven maestro Ernesto Da Silva, y, de manera especial, la participación del máximo exponente de nuestra tradición musical, el maestro Alberto Valderrama Patiño.

Una noche que además, sirvió para reiterar la afición del público margariteño por nuestros artistas tradicionales, a quienes de manera generosa y reiterada les brindaron abundantes y calurosos aplausos luego de cada interpretación.

Respecto a esto último, valdría la pena preguntarse si no será esta una buena oportunidad para insistir en el hecho de lograr una mayor presencia de la música tradicional en las emisora de radio del estado, la mayoría de las cuales no promueven al talento regional de forma sostenida e importante.

¿Qué pensará al respecto la directiva de la nueva Cámara de Radiodifusión del estado Nueva Esparta?

Estoy seguro de que, como personas conscientes de la importancia que tiene la radio en el resguardo de nuestra tradición musical, estarán preparando algunas ideas para lograr una mayor valoración de nuestro acervo y sacarlo de la segregación de ser sólo presentado en los espacios de baja audiencia radiofónica. Tienen la oportunidad de ser baluartes en esa importante tarea.

(Mtro Roki José Viscuña Gutiérrez / Patrimonio Cultural Viviente del estado Nueva Esparta)

Únete a nuestro canal en Telegram.

¿Eres talento venezolano y deseas que publiquemos tus notas y sonemos tu música? Envíanos el material a otilcaradio@gmail.com

Compartir

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.