Este año cada hogar será un templo para celebrar a la Virgen de El Valle

Monseñor Fernando Castro, obispo de la Diocesis de Margarita, anunció que ante la pandemia por el COVID-19 las celebraciones en honor a la Virgen de El Valle este año se realizarán a puerta cerrada para evitar concentraciones de fieles, que podrían desembocar en contagios de este virus. A pesar de esta circunstancia, hizo un llamado a los neoespartanos de hacer cada hogar un templo.

Tanto la bajada el primero de septiembre, como la festividad central el 8 de septiembre será transmitida por los medios de comunicación radiales y televisivos, incluyendo OtilcaRadio, para que los devotos puedan seguir las misas.

“Este año esa celebración que es un verdadero encuentro con Jesucristo, el hijo de María y con su madre Nuestra Señora del Valle, va a tener a causa del COVID-19 unas características especiales. Como saben la Iglesia secunda de todo corazón las disposiciones de las autoridades sanitarias, en ese sentido evitamos concentraciones para evitar contagios comunitarios”.

Relató que es doloroso para el pueblo margariteño no acompañar en la Basílica a la Patrona de Oriente, como tradicionalmente lo hacía desde hace décadas.

“Es importante que cada hogar neoespartano se convierta en un tempo y a través de los medios de comunicación puedan seguir esas celebraciones para hacer la fiesta cristiana en el hogar y en familia”.

A las misas en la Basílica Menor de El Valle solo podrán asistir las personas indispensables para el culto y para la transmisión a través de los medios de comunicación.

Castro agradeció a todos los que están colaborando con este plan de transmisión, por hacer posible que cada neoespartano pueda tener en sus casas todas las celebraciones de Nuestra Señora de El Valle.

El obispo Fernando Castro Aguayo envió su bendición a todo el pueblo neoespartano.

Con información de: Mario Guillén Montero/http://www.elsoldemargarita.com.ve/

Síguenos: Instagram y Twitter