HUELLAS Y PRESENCIAS INSULARES: CONSERVADORES Y LIBERALES EN LA ISLA DE MARGARITA

En la historia de Venezuela tienen singular importancia los partidos políticos, cuyo origen arranca desde el nacimiento institucional de la República, algunos historiadores consideran que el primer partido que existió en el país fue la Sociedad Patriótica, fundada por un grupo de revolucionarios a fines de 1810, o comienzos de 1811, la actuación de algunos de sus miembros, como Francisco de Miranda, Simón Bolívar, Miguel Peña, Francisco Espejo, dio a esta sociedad un cariz abiertamente político, al punto que su actuación fue similar a la de un partido político y se convirtió en elemento de presión para lograr que el Congreso Nacional se decidiera a proclamar la Independencia.

A principios del segundo período presidencial del general José Antonio Páez (1839), los campos políticos se definen, surge el Partido conservador, para defender el gobierno, ante el empuje de la oposición, sus dirigentes son el Presidente Páez y los altos funcionarios, por lo que sus organismos de dirección se confunden con los órganos del Estado. Se le ha nombrado también «godo», «constitucional», «legalista», «civilista», «ministerial» y «oligárquico».

A mediados de 1840, un grupo de hombres notables de Caracas, por iniciativa del hacendado y escritor Tomás Lander resuelven fundar una asociación con el ánimo de participar en los debates públicos, originalmente se piensa en un partido de carácter local y se le nombra Sociedad Liberal de Caracas. Después se denominará Partido Liberal y extenderá su acción a toda la República. Tanto el partido Conservador como el Liberal dominaron la escena política Venezuela, por muchos años, nuestra Isla de Margarita no escapó a esta situación, en Juan Griego, Santa Ana, Paraguachí, San Juan, La Asunción, Pampatar y Porlamar los simpatizantes de cada grupo político se organizaron, resaltando entre estos por el partido de Páez, el Coronel Policarpo de Mata, Comandante Juan José Illas, Felipe Morales, Manuel Silva Maneiro, Juan Simón Morales, León Campos, entre otros y por el partido Liberal los Comandantes Manuel Rivas y Juan Esteban Figueroa, Andrés Ortega, Pablo y Diego Morales, Antonio Osuna, José Bonifacio Moreno, entre otros.
Al respecto Eduardo A. Ortega, citado por Jesús Manuel Subero en “Cien Años de Historia Margariteña”1965, señala: “La Isla desde 1830 estaba dividida en dos Cantones que se denominaban Cantón Capital y Cantón Norte y cuyos nombres se variaron en 1857 en Sur y Norte.

Cada Cantón elegía cinco delegados o electores principales y suplentes para constituir un Colegio electoral en la capital de la provincia, que nombraba por mayoría absoluta al Presidente y Vicepresidente de la República y a los Senadores y Diputados que componían el Congreso de la Nación, y los nombrados duraban cuatro años en sus empleos. Cada dos años había elecciones para designar al Presidente o Vice-Presidente y a la mitad del Congreso, que duraban cuatro años en sus funciones. En 1852 se hicieron en Margarita las elecciones para nombrar el Vice-Presidente de la República y un Senador, porque tocándole un solo Diputado éste se elegía siempre por cuatro años. En el Cantón Norte triunfaban los Oligarcas y en el del Sur los Liberales, así en el Colegio electoral resultaban cinco miembros de cada partido; es decir era caso de empate.
Deseando los Oligarcas triunfar porque así resolvió su Directorio hacer desaparecer un elector principal liberal, para de ese modo obtener la mayoría en el Colegio, porque su puesto sería ocupado por el suplente que siempre venía a ser del partido vencido en las elecciones, según el escrutinio de los votantes. Los electores Liberales fueron Ambrosio Marcano, Gerónimo Ortega, Pedro Manuel Salazar, Comandante Manuel Rivas y Celestino Guerra, quien era Ayudante de la Comandancia de armas de la Provincia, que la ejercía el Comandante Pedro Vicente Aguado. Como Celestino Guerra fue la víctima designada por el directorio Oligarca para el logro del triunfo eleccionario, será de su vida y su muerte que trataremos en lo que sigue…”

Conservadores y Liberales, sin doctrinas ni programas definidos, fueron protagonistas caprichosos que alternaron con sus actuaciones en el comando político de la República.

(Tomado de Verni Salazar en FOLIOS DE IDENTIDAD INSULAR,2019)

Síguenos: Instagram y Twitter