HUELLAS Y PRESENCIAS INSULARES: IDENTIDAD INSULAR, RAZÓN DE SER Y PANCARTA DEL TURISMO INSULAR

A mi pregunta: ¿Levanten la mano los que son margariteños?, a las personas presentes en el Foro: Nueva Esparta, el futuro es hoy, organizado por la Cámara de Comerciantes, Puerto Libre y Producción del estado Nueva Esparta, realizado a finales de mayo del 2019, un 20% alzó la mano, esto me dio pie para lanzar la otra pregunta: ¿Qué es ser margariteño?, y de inmediato ripostar con otras interrogantes. ¿Se es margariteño, por el simple hecho de haber nacido en la Isla de Margarita?, ¿Qué afecta haber nacido aquí, si para ti es indiferente lo que sucede en la isla, o simplemente te desmereces de su costumbres, gente y tradiciones?, ¿Cuánta gente no ha tomado a nuestra isla de Margarita como su hogar durante muchos años, aquí nacieron sus hijos, comparten, quieren, pregonan y acompañan nuestras costumbres y malas costumbres?, y luego repetí la pregunta inicial, dando como resultado que un 99,9 % levantó la mano, y luego expresé: ¡Ahora si puedo comenzar mi ponencia, porque me siento en familia!

La identidad como concepto encierra el sentido de pertenencia a un grupo social con el cual se comparten rasgos culturales como: costumbres, valores, creencias, entre otras; es una construcción social que se fundamenta en la diferencia, en los procesos de alteridad o de diferenciación simbólica, que se conforma desde la percepción interior y desde la visión exterior; por una parte está el cómo nos vemos (adscripción voluntaria) y por otra, el cómo nos perciben (identificación).
La Identidad margariteña, es producto de la diversidad cultural, del mestizaje que se origina con los aportes del Guaiquerí, el peninsular europeo y el negro africano, allí se origina el cruce racial que da origen al margariteño, el cual hasta nuestros días conserva muchos de los rasgos de sus ancestros.

El margariteño vigorizó sus raíces a través de la insularidad, lo impulsó a diversificarse, para sobrevivir dentro de las carencias naturales: se las ingenió para sobrevivir en sequías, se apropió del mar y se hizo un empedernido navegante, su artesanía se hizo utilitaria y cuando tuvo que emigrar en busca del sustento se marchó, dejando a las mujeres a cargo de la carga familiar, por eso nuestra identidad tiene una gran carga feminista, por el matriarcado.
La identidad margariteña supone un reconocimiento y apropiación de la memoria histórica, del pasado, que puede ser reconstruido o reinventado, pero que es conocido y apropiado por todos; el valorar, restaurar, proteger el patrimonio cultural es un indicador claro de la recuperación, reinvención y apropiación de una identidad cultural.

De la relación identidad-Turismo, planteamos: El abordaje del tema de la identidad Cultural diversifica la oferta turística al mostrar lo auténtico y lo diferente, el elemento fundamental para que la Identidad Cultural pueda constituir un atractivo de valor recreativo es la información, el prestador de servicio turístico debe interpretara e internalizar el contenido de nuestra Identidad Cultural.

Hacer del estado Nueva Esparta un importante destino turístico cultural, está en nuestras manos, es solo problema de gestión, una gestión basada en tres elementos fundamentales: Inducida desde las instituciones, acompañada por los agentes privados y con sentido de pertenencia de los grupos sociales, con el basamento esencial en nuestra Identidad. Porque. “UN TURISMO SIN IDENTIDAD, ES UN TURISMO SIN SENTIMIENTO”.

(Verni Salazar 23 VII 2020, HUELLAS Y PRESENCIAS INSULARES).

Síguenos: Instagram y Twitter