La Asunción, un tesoro histórico para hacer turismo en Margarita

Una riqueza de la historiografía venezolana, hito de la pugna independentista bolivariana y cuna de destacados próceres, tesoros que, combinados con el turismo y la recreación, son una opción ideal para esta temporada.

El período vacacional a mediados de cada año es el momento indicado para disfrutar de espacios que sellan las mejores experiencias familiares, y la isla de Margarita en su largo catálogo de privilegiados lugares, cuenta con la Ciudad de La Asunción.

Castillos, museos, actividades culturales, amplia gastronomía y una única playa, hacen de la capital del estado Nueva Esparta uno de los principales destinos de residentes de la región y turistas de otros estados del país, sin dejar de lado a los temporadistas extranjeros que, en su paso por Margarita, no dejan de sorprenderse con esta maravillosa ciudad fundada en 1562.

En esta histórica urbe, nacieron líderes de la independencia de Venezuela como Juan Bautista Arismendi, una de las figuras que propició la Declaración de Independencia de la antigua Provincia de Margarita el 4 de mayo de 1811, y cuya soberanía fue consolidada el 31 de julio de 1817 en la épica Batalla de Matasiete, al mando de Francisco Esteban Gómez.

Además, Arismendi, fue uno de los principales artífices de la Asamblea de Los Notables celebrada el 6 de mayo de 1816 en la iglesia parroquial de Santa Ana del Norte, hoy municipio Gómez, siendo este también el evento en el que se constituyó la Tercera República. Esta heroica ciudad también vio nacer a Luis Beltrán Prieto Figueroa en marzo de 1902.

Retratos naturales y una costa para la relajación

Claro está, que las fotografías recogen los mejores recuerdos, pero más claro son los magníficos paisajes que ofrece La Asunción y que los visitantes no pueden descartar en su paso por la isla.

En un ameno recorrido por La Sierra, situada en la región montañosa más alta de la isla e integrada al Parque Nacional Cerro El Copey, de gran potencialidad agrícola y artesanal, se puede observa un amplio panorama de Margarita, principalmente de ciudades como Porlamar.

El recorrido por este valle de más de 700 metros sobre el nivel del mar, finaliza en conexión con el Valle del Espíritu Santo, municipio García, donde se encuentra la basílica de Nuestra Señora del Valle.

“La Asunción es un de los principales patrimonios de los margariteños. De nosotros depende que se conserve para el disfrute de propios y visitantes”, expresó Elizabeth Espinoza, habitante de la jurisdicción.

Espinoza también reconoció los avances que a través del Instituto de Patrimonio, Cultura y Turismo, ha logrado el gobierno bolivariano local para exaltar a la ciudad como polo histórico-turístico.

Y es que, precisamente el Parque Nacional Cerro El Copey de 71 kilómetros cuadrados, aproximadamente, y creado el 27 de febrero de 1974, es donde nacen los principales manantiales de agua de la región, y cuenta además con hermosos ecosistemas, formaciones vegetales y un acogedor clima, atractivos que hacen de este lugar un tránsito obligado para el turista.

A lo largo del recorrido se puede encontrar una diversidad de dulcería criolla y productos de elaboración artesanal, hechos por los pobladores que residen en el parque.

Playa Guacuco no es una de las playas más concurridas de Nueva Esparta, sin embargo el lugar goza de grandes extensiones de orilla y aunque no cuenta con gran desarrollo, es una opción para quienes prefieren relajarse. Esta playa es la única costa de la localidad.

Fortalezas y monumentos, orgullo de los asuntinos

Si de castillos y fortalezas se trata, la Catedral de Nuestra Señora de La Asunción, es digna de honor y orgullo para los margariteños. Es la segunda catedral más antigua de Venezuela, su construcción data de 1600.

“Yo siempre vengo a encontrarme con la fe, y además es un lugar para admirar, resguarda mucha historia”, sostuvo Andreína Hernández, visitante de la ciudad.

Otra infraestructura colonial que representa la gloria neoespartana, es el Castillo Santa Rosa, un monumento arquitectónico que acoge la rebeldía y resistencia de la heroína Luisa Cáceres de Arismendi.

En esta fortaleza fue apresada como medida de presión del ejército español contra el General Juan Bautista, de quien era esposa. Su altiva infraestructura, caminarías y recovecos, rememoran la hazaña de Cáceres y también cuenta con extensos miradores.

Otro atractivo de la localidad es el Cerro Matasiete, donde se libró la batalla que selló la soberanía e independencia de la entonces provincia de Margarita. En este sitio 600 patriotas se atrincheraron contra cerca de 3.000 españoles.

En la cima del cerro fue levantado un monumento de concreto que simboliza la batalla librada, signo que converge con el paisaje, desde cual se observa parte de la ciudad. Está adyacente a la autopista Luisa Cáceres de Arismendi, que conecta a los municipios Arismendi y Maneiro.

Durante el mandato del exgobernador, Carlos Mata Figueroa, se construyeron caminos hacia el monumento, a propósito de cumplirse 200 años de la memorable batalla. En La Asunción también se encuentra el museo Nueva Cádiz, que alberga diversos objetos y muestras de la antigua Ciudad de Cádiz, hoy isla de Cubagua.

Fuente: AVN