La eterna camarera de la Virgen del Valle vivió en Juan Griego

En ocasión a la celebración de las fiestas de la Virgen del Valle, es oportuno recordar a la señora Belén Sánchez, quien en su adolescencia sirvió de compañía a la señora Cecilia Mathinson de Hernández, esposa del Dr. Agustín Rafael Hernández, epónimo del Hospital, cuando ejercía como médico en la ciudad crepuscular.

La señora Belén, como cariñosamente se le llamó, es recordada por su incansable y dedicada labor al servicio de Dios en la Iglesia San Nicolás de Bari en Porlamar, la del Cristo del Buen Viaje en Pampatar, y en la del Valle del Espíritu Santo, en la que por más de 50 años se encargó de vestir la imagen de la Virgen. 

En una oportunidad declaró al periodista Pedro Claver Cedeño:
“La satisfacción que me ha proporcionado la Virgen es la siguiente: MI SALUD, pues estando muy grave me trasladaron a la Ciudad de Caracas para tratarme de una hemiplejía en el Pérez Carreño. A los 15 días de estar recluida en ese centro, los médicos me comunicaron que al mes salía restablecida, cual serla la sorpresa de todos los médicos dijo: Que eso nunca habla pasado en este Hospital con una recuperación tan rápida; entonces dijeron los demás médicos: Esto tiene que ser un MILAGRO. Contestó: «Sí, es un milagro de la Santísima Virgen del Valle, porque tengo que Ir a trabajar con Ella y faltan pocos días y me necesita a su lado».
Entonces los médicos que me asistieron en ese momento el caso, me felicitaron y llenos de alegría y satisfacción por el milagro dieron gracias a la Virgen”. 

La señora Belén Sánchez había nacido en la ciudad de Pampatar, el 31 de marzo de 1900 y deja de existir en Porlamar, el 9 de junio de 1991. La imagen pertenece a la portada de la Revista Margariteñerias Nº 182.

Redacción: Alexis Marín Cheng y sus Pueblos de Margarita- Agosto 2019