Oscar Olivares, un pintor venezolano que enarbola el tricolor para contagiar esperanza

Todo comienza con la inspiración que abraza hasta el último trazo. Sus manos delinean sentimientos que dan voz a una identidad. Los colores y texturas se deslizan por la historia de su país. Ha cosechado la admiración del público. Su vida es una colección de arte, con distintos escenarios, pero siempre con una sola protagonista: Venezuela.

Hay algo esencial en Oscar Olivares y es la esperanza. Basta con ver sus dibujos para confirmar que no es el típico artista visual de las últimas generaciones. Esa autenticidad lo ha impulsado a lograr grandes hazañas. Ha expuesto su trabajo en importantes galerías del mundo. Fue el exponente más joven en la prestigiosa Art Expo de Nueva York. Laureado con diversos reconocimientos nacionales e internacionales como el Premio Iberoamericano de Emprendimiento Online 2015 y el Premio Mara de Oro 2017. Por si fuera poco, creó su propia academia. Pero, ¿qué hay más allá de este ilustrador?

Su pasión inició desde que era un niño. Pintar era su mayor felicidad. A la edad de 14 años, Oscar Manuel Olivares Matos comenzó a ilustrar el futbol venezolano y desde entonces, su ingenio no ha dado tregua. “Mis dibujos tenían muchos errores, pero expresaban una pasión por el fútbol nacional que nunca se había visto en caricaturas. Al ver que podía expresar las emociones de otras personas y entender cuan identificados se podían sentir con mi obra, comprendí que era mi misión de vida”, confesó.

Amarillo, azul y rojo, eran los tonos que identificaban sus bocetos. Posteriormente, el ícono de la arepa se convirtió en un sello imborrable de sus obras. “Los colores de la bandera fueron una tendencia el 2014, de hecho, la serie dedicada al tricolor fue ganadora de uno de los Premios Iberoamericanos de Emprendimiento Online 2015”, señaló.

En relación a lo anteriormente expuesto, agregó: “La arepa sí es un elemento que permanece en mis dibujos. En primer lugar, el sol es una arepa en el universo de mi obra. Esto ilustra que la luz que añoramos, la esperanza y el desarrollo están en cosas que, como la arepa, hacemos con nuestras manos”, expresó.

El año pasado, el venezolano y conferencista emprendió un proyecto para cumplir el sueño de miles de aspirantes a través de las becas otorgadas por la Academia Olivares. Este 2020 continuó con la iniciativa. “Entregamos 100 becas. Tuvimos más de 1.200 postulaciones. Creo que esto resume el crecimiento que hemos logrado y las ganas que hay por desarrollar talentos en Venezuela.  50 becas incluyen el Programa Completo de un año en la Academia y 50 son para cursos cortos. Esperamos continuar con este programa todos los años”, comentó.

Oscar Olivares es tan libre como sus diseños. A sus 24 años, es uno de los nombres más prometedores del arte nacional. Ha trazado cada línea de su carrera con mucho ímpetu,  de donde se desprende gran parte de su éxito. Los colores son el medio para expresar felicidad. El dibujo, su conexión con el alma y la mejor forma de transmitir un mensaje. “Cada obra tiene una inspiración única e irrepetible, pero siempre busco elevar el espíritu humano, que cada persona luego de ver una obra pueda sentirse más motivado y conectado con su ser superior. En mis trabajos nunca verás tristeza, apatía ni desesperanza. Aunque pueda llegar a sentirlas, al pintar es como si me librara de todos estos sentimientos”, confirmó.

Con información de: Elizabeth Gutiérrez/La Patilla

Síguenos: Instagram y Twitter

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.