La mayoría de la población, por no decir toda, estaba en sintonía que el terminal del Nuevo Circo había cumplido su función, por demás provisional, pues su instalación obedeció a una necesidad de la ciudad a principios de los 60 debido al crecimiento exponencial de la población. Para 1965 CaracasLeer más

Compartir