Teresa Carreño la inmortal pianista y compositora venezolana

Teresa Carreño, recibió su primera formación musical en Caracas de la mano de su padre, Manuel Antonio Carreño, y de Julius Hohené, antes de cumplir los nueve años de edad, dio su primer recital público, además fue invitada a tocar en la Casa Blanca ante el presidente Abraham Lincoln.

Nieta de Cayetano Carreño, recibió las primeras lecciones musicales de su padre, Manuel Antonio Carreño, quien escribió para ella 500 ejercicios de técnica pianística.

Cuando contaba 8 años de edad,  se traslada junto a su familia a Nueva York, donde recibe clases de Luis Moreau Gottschalk.
En París fue alumna de G. Mathias en 1.865 y después de Anton Rubinstein.

Teresa Carreño, hizo su debut público en Nueva York con tan sólo 9 años, comenzando una triunfal carrera de concertista. Gioacchino Rossini, Franz Liszt y Charles Gounod, entre otros, elogiaron sus actuaciones.

Ella gozó de gran popularidad en Alemania, residiendo en Berlín durante más de veintisiete años 1.889-1.916, dedicándose a la enseñanza.

Teresa Carreño, contrajo sucesivas nupcias con Émile Sauret en 1.872, Giovanni Tagliapietra en 1.875, Eugene d’Albert en 1.892, de quien se separó para casarse con el hermano de su anterior esposo, Arturo Tagliapietra en 1.902.

Entre sus composiciones figuran diversas obras pianísticas, bien de salón o virtuosísticas, un Cuarteto para cuerda en si menor y un Himno a Simón Bolívar.

María Teresa Carreño,  falleció en Nueva York el 12 de junio de 1.917, en el año 1.938 sus cenizas fueron trasladadas a Venezuela.