Venezuela 20/20: Si no hay leal no hay lopa

“Si no hay leal, no hay lopa”… de esa manera nos referíamos a los chinos a mediados del siglo pasado, ya que la primera actividad comercial de esos inmigrantes, a su arribo a Venezuela, fueron las lavanderías, antes que los restaurantes chinos.

José Peña, que a pesar de su muy castizo nombre tenía los ojos oblicuos, propios de los chinos, fue uno de los primeros de su raza en llegar a Venezuela en un contingente que arribó a nuestras costas entre 1885 y 1886, durante la presidencia de Joaquín Crespo.

Su nombre lo adoptó cuando se nacionalizó en Cuba. Muchos venían de esa isla donde fueron contratados como mano de obra barata para la zafra.

De espíritu comerciante, José Peña estableció la primera lavandería regentada por chinos en Caracas. Esta actividad se hizo muy popular entre sus connacionales por lo que muchos de ellos se dedicaron a lavar y planchar ropa.

Pasaron muchos años hasta que esa tarea se tornó poco rentable porque los caraqueños no querían pagar de contado, de allí la recordada frase “Si no hay leal, no hay lopa”… que se adoptó para significar que no se trabaja si no hay remuneración.

Recopilación: Argenis Heredia (herediaz45@gmail.com).

Sigue nuestras redes sociales. Somos OtilcaRadioradio on line gratis, transmitiendo 24 horas solo música venezolanaInstagramTwitter FacebookÚnete a nuestro canal en Telegram.