Alberto Arvelo Torrealba, el poeta creador del verso, Florentino y el diablo

Alberto Arvelo Torrealba fue un poeta, ensayista, abogado, político, diplomático y crítico literario venezolano. Su gran reconocimiento en la cultura popular y en la identidad venezolana se debe a su creación en verso, Florentino y el diablo

Alberto Arvelo Torrealba, fue uno de los eruditos más completos de Venezuela.

Su poesía dio identificación al llano venezolano, con el cantar de Florentino y el Diablo, y su diplomacia llevó en alto el nombre del país en su labor como Embajador de Venezuela ante Italia y Bolivia.

Alberto Arvelo Torrealba se crió en el seno de una familia intelectual.

Se trasladó a la capital para cursar estudios de Derecho y Ciencias Políticas en la Universidad Central de Venezuela, donde alcanzó el grado de Doctor en 1.935.

Ejerció como profesor de castellano y literatura, y como Presidente del Consejo Técnico de Educación en 1.940; al año siguiente es designado como Gobernador del Estado Barinas, hasta 1.944.

En la década del cincuenta formó parte del cuerpo de Embajadores de la República, así como Ministro de Agricultura y Cría.

Tras un figurado y exagerada punto dentro del “Criollismo y del Nativismo”, Alberto Arvelo Torrealba procura una poesía lírica y memorable, donde no son extrañas las reflexiones ideológicas, no obstante sin reducir,  ni quitarle ímpeto a la intensidad estética.

La gran notoriedad de su poesía, se expone constantemente en los temas, ya que, son  sacados de la vida y del paisaje cotidiano del habitante de las llanuras venezolanas, y por el uso de formas métricas y estróficas de atractiva sonoridad y de larga tradición popular, heredada de nuestro pasado hispánico: el octosílabo, la copla, la décima o espinela, el romance.

Pero sus imágenes son muchas veces herméticas, producto de una elaboración poética rica y compleja, con los recursos de una vasta cultura.

La obra literaria más conocida de Alberto Arvelo Torrealba es su famoso poema Florentino y el Diablo, que canta la aventura del catire Florentino quien debe enfrentar al Diablo en una disputa de versos que recorren la cultura del llano y muestran la importancia de la fe sincrética que lleva el venezolano. El autor realizó dos correcciones en la década del 50, y ha sido motivo de importantes adaptaciones al cine y la televisión.

El poeta venezolano Alberto Arvelo Torrealba, supo plasmar con palabras la usanza y el temperamento del llano de Venezuela, que moldeó en sus poemarios, cancioneros y ensayos, que le valieron el Premio Nacional de Literatura de 1.968 por su ensayo Lazo Martí: vigencia en lejanía, y su incorporación a la Academia de la Lengua como Individuo de Número.

Alberto Arvelo Torrealba murió en Caracas el 28 de marzo de 1.971, a sus 65 años.

Redacción: OtilcaRadio