El Ensamble B11 busca exaltar nuestras raíces

La herencia rítmica de las costas venezolanas que se conjuga maravillosamente con el deseo de preservar los saberes ancestrales del pueblo y que abre paso al impulso de nuevas formas de creación en donde el respeto y la exaltación de lo nuestro se deja sentir con fuerza, hacen de agrupaciones como el Ensamble B11 un ejemplo claro de que en el país se desarrollan experiencias musicales de alta calidad.

Belkys Figuera, directora de la agrupación, hizo un recorrido por la experiencia de este grupo que nació en el año 2013, en el seno de los talleres de cultura popular de la Fundación Bigott, “eran muchachos jóvenes llenos de entusiasmo, donde muchos de ellos ya venían con una herencia familiar, con padres y madres que desarrollan la música de los pueblos de Barlovento, Aragua, Carabobo incluso Colombia, yo en mi clase veía esa suspicacia, esa energía de esos chicos, ese saber y comencé a formar la agrupación con ellos”.

Continua Figuera, “Comenzamos a practicarla con un formato vocal experimental con el Beatbox haciendo los tambores afro venezolanos de manera de crear un estilo distinto con nuestra música y atraer a las nuevas generaciones que se enamoran del Trap y el Rap, y así hacerles ver que con ese mismo estilo pueden hacer su música, atraerlos para que la conozcan, atraerlos para que se impregnen de lo que son nuestras tradiciones”.

De esta manera se conformó la agrupación que actualmente cuenta con nueve integrantes, y que se alza como un proyecto que cada vez toma mayor cuerpo y fuerza, “en los últimos 5 años la agrupación ha madurado mucho, hecho que responde al constante trabajo de ensayo y de investigación, los muchachos son muy proactivos, son muy inquietos y no se quedan sólo con lo que aprenden en un salón de clase, sino que investigan, van a las actividades en los pueblos, se acercan a muchos cultores para pedirles opinión acerca de lo que es su trabajo con los tambores, y eso nos va nutriendo mucho”.

Bajo esa premisa y conscientes de la ganancia a partir del proceso investigativo, Ensamble B11 ha ido capitalizando la aceptación y el respeto de músicos y agrupaciones con los cuales ha desarrollado importantes trabajos, “hay una gama de músicos que nos han dado su confianza para trabajar con ellos, lo cual responde a la madurez alcanzada por la agrupación gracias a un trabajo más compenetrado y fortalecido”.

Una de las experiencias más desatacada para la agrupación fue trabajar de la mano del maestro Gerry Weil con quien participaron en una fusión para su disco Kosmic Flow, “Gerry desde el primer momento recibió con sus brazos abiertos nuestra propuesta, siempre nos ha dado un apoyo inmenso, considera que nuestro trabajo es excelente. Cinematic 77 es una pieza única, Gerry nos la dio, traía la base con su piano, nos dijo: ‘hagan lo que quieran con la pieza, escúchenla, inspírense y yo acepto lo que ustedes quieran hacer allí’, así lo hicimos comenzamos a escucharla, fuimos probando tambores, estilos, nos quedamos con la opción del tambor culoepuya, con tambor de Guatire y cantos que se fusionaron al material de Gerry”, de esta manera salió una pieza que ha sido del amplio agrado del público gracias a su alta calidad.

La fusión se alza como una constante de la agrupación que maneja un repertorio integrado por varias piezas de nuestra música afrovenezolana, “nuestro país es muy rico en tradiciones, estilos y su esencia particular, por eso tenemos parranda, también tambor de Falcón, Gaita de Tambora, hacemos cantos de trabajo, sangueos, golpes de tambor de Vargas, Miranda, Aragua, Guatire, gran variedad en toda la parte afro, también hemos hecho un trabajo de fusión de la música afrovenezolana con rock, un trabajo que hacemos de la mano de un gran amigo, el maestro guitarrista Bartolomé Díaz, quien nos ha acompañado casi desde que nació la agrupación”.Sin embargo, Figuera siendo una defensora indiscutible de nuestras tradiciones rescata estar “clara de que las fusiones no deben romper con nuestra música” con lo cual es indispensable que “se sientan nuestras raíces, que esté siempre presente, no que nos arrope otro género o distorsionar lo que nos ha permitido ganar el respeto y la aceptación por parte de cultures y profesionales del área”.

Y es que para Figuera Ensamble B11 es un proyecto de vida, “yo desde muy pequeña, amo el canto, la música y nuestras tradiciones y el sentir que mi trabajo en ese salón de clase no es en vano, verlos a ellos crecer, formarse, entender el proceso de aprendizaje, en la enseñanza de éstos géneros, enamorarlos de su música, despertar su interés, porque ‘esto son ustedes y es parte de sus vidas’”.

Un sentir que ha sido exaltado por cada uno de sus integrantes, como son: Manuel Herrera, quien además es director musical de la agrupación; Víctor González, Javier ‘Chispa’ García, Adrián Peña, Benito Palacios, César Alcalá, y en las voces Nayaleth García, Deylin Uzcategui e Ivanna Lira, “yo me integro a su dinamismo, para guiarlos desde el amor y la alegría con esa pasión por lo que hacemos y activa como ellos, no soy directora regañona sino que les doy mucho amor para que ellos me lo den a mí”.

Para conocer más acerca de esta agrupación pueden seguirles en sus redes sociales a través de Instagram con su cuenta @EnsambleB11 y por Facebook como Ensamble B11, asimismo a través de la cuenta @FundacionBigott y a través los teléfonos 0426-812.01.47 y el 0424-134.91.41 por donde pueden organizar contrataciones para el desarrollo de parrandas y aguinaldos, tanto presenciales como virtuales.

Nota de prensa

Sigue nuestras redes sociales. Somos OtilcaRadioradio on line gratis, transmitiendo 24 horas solo música venezolanaInstagramTwitter FacebookÚnete a nuestro canal en Telegram.