El Yaguarey y su temporada

Publicidad

En estos días, es común observar dentro del monte, como también a lo largo de las carreteras y caminos a hombres, mujeres y niños recolectando esta rica fruta silvestre de Margarita con la que, además, se preparan apetitosos dulces.

Como el guamache, la cereza, el cotoperí, la curichagua, el maco, jovito, el cundeamor y otros frutos silvestres de Margarita, el yaguarey tiene su temporada, época que se encuentran hermosos y en abundancia, lo que se aprovecha para recolectarlos, utilizando largas varas debido a que la planta llega a alcanzar hasta diez metros de altura.

La referencia más antigua del yaguarey la registra el Cronista de Indias Gonzalo Fernández de Oviedo y Valdes (Valle de Valdes, Asturias de Oviedo, 1478 – Valladolid 1557), quien durante sus viajes conoce la Isla de Margarita, islas circunvecinas, las costas de Cumaná y Cumanagotos y otras regiones De la Tierra Firme. Fernández de Oviedo, como otros cronistas y viajeros llegados a Margarita, dieron muchas referencias sobre el paisaje y la vegetación insular, y a tal efecto escribe:

(…) ni tampoco hay árboles en ella, sino algunos de guayacán, pequeños o enanos al respecto de los que en otras partes de estas indias hay. Otros arbolitos hay muy bajos, a manera de zarzales o acechiches, sin algún fruto, y la mayor parte de la isla es un boscaje cerrado de unos cardones altos de estado y medio o dos tan gruesos como las pantorrillas de la pierna. Estos en cierto tiempo del año llevan la fruta, a manera de los higos, los unos colorados o rojos, los otros blancos: los colorados tienen la cimiente menuda, como de mostaza, y llaman los indios a esta fruta yaguaraba. Es muy buena fruta al gusto y fresca, y en árbol, o mejor diciendo cardón está cubierta de espinas a manera de castaña, y cuando madura cáense las espinas y ábrense y quedan como higos. (…)

El Yaguarey ( Ritterocereus griseus Haworth), se trata de un cardón columnar, de ramificaciones erectas cerradas con ramas de 7 a 10 costillas, de color verde grisáceo y algo rojizos en el ápice, como lo define Jesús Hoyos F., en su libro “Flora de la Isla de Margarita”, del cual transcribo:

(…) Se cultiva, a veces, por sus frutas comestibles de sabor agradable. También se emplea como setos vivos para la delimitación de corrales. En la isla, la decocción tibia de las flores se utilizan en baños oculares para madurar y reventar orzuelos.

La misma decocción se usa en buches tibios para madurar y reventar postemas.

La fotografía, que acompaña esta publicación tomada por este cronista, corresponde a los cardones de yaguarey que utilizamos como “cercas vivas” en el Parque Museo Pueblos de Margarita.

(Alexis Marín Cheng y su Parque Museo Pueblos de Margarita- Junio 2021)

Sigue nuestras redes sociales. Somos OtilcaRadioradio on line gratis, resaltando la Venezolanidad transmitiendo 24 horas solo música venezolanaInstagramTwitter FacebookÚnete a nuestro canal en Telegram.

¿Eres talento venezolano y deseas que publiquemos tus notas y sonemos tu música? Envíanos el material a otilcaradio@gmail.com