En su bautizo El Libertador pasó de llamarse Pedro a Simón

El 30 de julio 1783, la casona de San Jacinto, propriedad de la familia Bolívar en Caracas, se vistió de fiesta para el bautizo del nuevo hijo nacido el 24 de julio de ese año.

El padrino sería el abuelo paterno Don Feliciano Palacios y Sojo. El acto lo oficia con licencia de sacerdote, el primo Jerez de Aristigueta, La ceremonia se realizó en la Capilla de la Santísima Trinidad, también propiedad de la familia Bolívar.

El nombre escogido para el niño era Pedro José de la Santísima Trinidad, pero cuando recibió el agua bautismal, el canónigo Jerez de Aristigueta le cambió el nombre de Pedro por Simón.

De regreso a la casa de Bolívar, Don Juan Vicente Bolívar, padre del niño, se entera de lo sucedido y le pregunta a Jerez de Aristigueta por qué había cambiado el nombre; a lo que este respondió “no se como explicarlo, pero he sentido una voz interior, un extraño presentimiento, una inspiración venida seguramente de lo alto que me ha dicho que ese niño será andando el tiempo “El Simón Macabeo de las Américas“”.

Fuente: Crónicas Guayana

Únete a nuestro canal en Telegram.

¿Eres talento venezolano y deseas que publiquemos tus notas y sonemos tu música? Envíanos el material a otilcaradio@gmail.com

Compartir

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.