238 años de historia de la “Iglesia de La Santísima Trinidad” en Caracas

La Iglesia de la Santísima Trinidad fue inaugurada el 15 de julio de 1.781, nueve días antes del nacimiento de El Libertador, Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar y Palacios.

La iglesia de la Santísima Trinidad fue una iniciativa del maestro de obras José del Sacramento Infante, quien en el año de 1.774 recibió en donación el terreno de manos de Juan Vicente Bolívar, el Marqués del Toro y el Cabildo de Caracas. José del Sacramento murió antes de concluir la obra y fue enterrado en el altar mayor.

El 15 de julio de 1.781, fue inaugurada la “Iglesia Santísima Trinidad de Caracas”,  este templo incumbió a don Pedro Jaspe de Montenegro familiar del Libertador, Simón Bolívar, quien lo fundó el 25 de junio de 1.689, en el acogieron cristiana sepultura todos los miembros de la familia Bolívar.

A los tres meses de haber nacido Simón Bolívar fue llevado a la iglesia de la Santísima Trinidad para ser bautizado y en esta misma iglesia, tiempo después, tomó su primera comunión a manos del obispo Mariano Marti.

El terrible terremoto del 26 de marzo de 1.812, destrozó la estructura de la Iglesia, escombros, soledad y muerte cubrieron hasta 1.821 sus ruinas amontonadas y el monte que comenzó a crecer en sus alrededores. Para 1.827, Bolívar visitó las ruinas en la última vez que pisó Caracas.

En la “Iglesia de La Santísima Trinidad” en Caracas el Libertador, Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar y Palacios, recibió el sacramento de la comunión, además de ser el primer sitio que visitó a los días de nacido.

Años más tarde, a través de la colecta de muchas limosnas, se inició la reconstrucción de la Iglesia. El presbítero Luis Acosta tuvo bajo su cargo la responsabilidad del techo de la nave central, mientras que el presbítero Rafael Hernández contrató al ingeniero José Gregorio Solano, quien ideó un estilo gótico para la fachada. Por último, el doctor Agustín Aveledo y el presbítero Bartolomé Suárez le dieron remate y gran impulso a la construcción que para 1.874 se encontraba muy avanzada.

El 27 de marzo de 1.874 el Presidente de la República, Antonio Guzmán Blanco, dicto su decreto N° 43, en el que convertía a la antigua Iglesia de la Santísima Trinidad en Panteón Nacional, motivo por el cual, la obra fue concluida en su totalidad, demás estar decir que, que es el lugar donde descansan los restos de los próceres de la Patria.

Los trabajos de la obra fueron confiados a los Ingenieros Julián Churión, Juan Hurtado Manrique, Tomas Soriano y Roberto García, quienes para mediados de 1.875,  ya lo habían concluido.

En la “Iglesia de La Santísima Trinidad” en Caracas, reposan los restos de  héroes y figuras emblemáticas del país, como: Francisco Rodríguez del Toro e Ibarra, Ezequiel Zamora, José Gregorio Monagas, Manuel Ezequiel Bruzual y Juan Crisóstomo Falcón, fueron los primeros restos en ser trasladados al Panteón Nacional.

El 28 de octubre de 1.876, los restos de Simón Bolívar fueron llevados a este lugar solemne, en el acto, según los historiadores, participaron como oradores Sistiaga y Eduardo Calcaño, este mismo año, dos meses antes, el 24 de agosto fueron trasladados al recinto los restos mortales de Luisa Cáceres de Arismendi siendo la primera mujer cuyos restos ingresaron al Panteón.

El artista Tito Salas fue el encargado de la decoración de Panteón Nacional.

Tito Salas,  fue el creador de los monumentos que se han construido en honor a los destacados personajes que allí reposan.