Juanita Ramos, artista plástico que unifica la realidad con lo irreal

Crónicas

Su musa desciende del reino celestial, además de la fuerza que sugestiona a esta artista plástica guayanesa, bajo sus coloridas sombrillas, que aflora como un germen en su pequeño jardín de los paraguas.

Juanita Ramos es una artista plástico guayanesa con corazón margariteño, nació y creció sitiada de arte, pues todos los integrantes de su familia eran artistas ingénitos.

Para ella su vida está concebida y llena de colores, ya que, no franquean inadvertidas las artes, definitivamente tiene una manera muy particular y propia a la hora de pintar, pues, plasma lo que siente, lo que desea pintar y como lo desea ejecutar, muy desviada de lo que la academia pueda imponer aun artista plástico convencional.

Esta artista guayanesa, desde niña está pintando; es de las que opina que, “ser artista plástico es nato, nace con uno, se aprenden las técnicas básicas y luego se aplica la creatividad que se pueda sentir e imaginar en ese momento”

Su técnica es mixta, trabaja sobre madera con acrílico, oleo o con agua color; según algunos críticos de arte, ella es “naif”, aunque realmente se considera “surrealista porque plantea cosas que no existen, fusiona lo real con lo imaginario; eso le da una nueva línea que es el arte surrealista plano y cándido”.

Historia familiar de Juanita Ramos

Su padre, Chucho Ramos, era el encargado de hacer las urnas y su madre Esther Millán las labraba. En la escuela, con apenas cuatro años, fue la única niña de su clase en pintar a un hombre fumando, lo que llamó la atención de su maestra, su verdadero significado era la admiración que ella sentía hacia su hermano. Juanita es Guayanesa, nacida en Ciudad Bolívar, madre de dos hijos, viuda y vuelta a casar

Sus obras las “Fridas Espartanas”

Las vírgenes, los colores y el valor de la familia se ven moldeados y exhibidos en las obras de esta artista guayanesa que expelió raíces en la isla Margarita.

Sus obras las “Fridas Espartanas”, está representada por las margariteñas célebres de nuestra historia, como Luisa Cáceres de Arismendi o la Señora Lourdes de El Cercado, que se caracteriza por colocarse muchas flores de cayena mientras elabora las piezas; la idea de Juanita Ramos, es glorificar lo que son las tradiciones margariteñas, pero sobre todo enaltecer a esa mujer venezolana que día a día encara las dificultades, la crisis y lucha sin descanso, las “Fridas Espartanas” son todas esas mujeres plausibles que son artistas plásticos de estos tiempos.

Realmente las “Fridas Espartanas”, es una oferta exquisita de autonomía, paz, independencia, rendición y coalición, que se están exhibidas en monturas de madera, igualando a los retratos rusos o a las más pretéritas pinturas religiosas en el “Pequeño Jardín de los Parguas”.

El pequeño “Jardín de los paraguas”

Con el designio y el firme propósito de abrir espacios para que los artistas margariteños posean una armario donde exponer y mostrar sus trabajos artísticos, decide abrir en su casa en la urbanización Jorge Coll, tercera transversal a mano derecha, subiendo por la av. Principal de Jorge Colle, allí está el Taller Galería Juanita Arts, un lugar que invita a la cultura y al arte a que se unan, ya que, todos los artistas neoespartanos pueden mostrarse y publicar desde este hermoso recinto y paraíso mágico del arte en la isla Margarita.

Para la artista plástico Juanita Ramos, consolidar este proyecto naciente es lo que la motiva cada día, en el pequeño “Jardín de los paraguas”, se dictan talleres de artes escénicas a cargo de la reconocidísima actriz Alicia Plaza, así como conversatorios, exposiciones itinerantes de grupos de artistas plásticos neoespartanos, también las noches tienen sus encantos con el micro teatro, reuniones temáticas, además del espectacular café para las movidas artísticas de la región insular.

Definitivamente esta hermosa guayanesa y diestrísima artistas Juanita Ramos manifiesta con cada trabajo artístico su maestría con el pincel sobre el lienzo, sus impulsos son combinados, sin embargo, perennemente son guiados por lo místico, lo espiritual, lo celestial.

Ha expuesto en Jamaica, Estados Unidos, Nueva York, Suecia, Francia; en Wisconsin tiene una pequeña muestra permanente, y es que, Wisconsin es la tierra que le dio inicio a esta gran artista guyanesa con sus cuadros imponentes de flores, es decir, representaciones pictóricas a gran escala.

Juanita hace varios años vive entre Wisconsin, Estados Unidos, y la isla Margarita a la que jamás piensa dimitir, ya que, la que considera su morada.