La Orquesta Mavare evoca una centuria de historias

Publicidad

El 31 de diciembre de 1897, los integrantes de la banda lucían radiantes y en su rostro se dibujaba la alegría de festejar su primera actuación pública precisamente con la entrada de Año Nuevo. La música inició cuando la tarde llegaba a su fin en aquel Barquisimeto señorial donde la electricidad aún era un rumor.

Amenizarían un baile en la casa de habitación del señor Aurelio Manzano, distinguido comerciante de Barquisimeto, la cual estaba apostada en la Calle del Marqués, haciendo esquina con la Calle Lara, (hoy carrera 21 con calle 24) conocida como la esquina de La Matutina.

La gala fue promovida por el reconocido médico barquisimetano Martín Alvizu Seeckatz, y el vicepresidente del estado, don Eliseo Soteldo. Aquel baile duró hasta altas horas de la madrugada gracias a la instalación de un generador eléctrico que funcionaba con querosén.

El debut de la banda, -aun sin nombre-, fue un éxito rotundo y el joven maestro Miguel Antonio Guerra Ravelo, jamás se imaginó que pasaría a la inmortalidad con aquella iniciativa musical que se estrenaba ese año noventa y siete.

En la Enciclopedia Larense se lee que los miembros de la banda original fueron: director y primer clarinete, Miguel Antonio Guerra; flauta, Idelfonso Torres Heredia; violín, Pablo González; segundo violín, Antolín Gómez; barítono, Joaquín Gallardo; violoncello, Evaristo López; cuatros, Virgilio Heredia y Teodosio Adames.

Ocho meses después de aquella presentación inaugural, en agosto de 1898, el maestro Guerra decidió bautizar a su agrupación como Banda Mavareen homenaje póstumo a su amigo Ramón Mavare, fallecido en días previos, tras una golpiza dada por la policía cuando fue apresado por faltarle los respetos, en estado de ebriedad, al secretario de Gobierno.

Mavare era natural del estado Falcón, nacido en Capatárida en 1860, y era un músico de un talento sinigual, un ejecutante formidable del cornetín y versátil compositor. No perteneció nunca a la banda de Guerra Ravelo.

Amenizaron la llegada del siglo XX

Como bienvenida al nuevo siglo y en honor al presidente del estado Lara, general Rafael González Pacheco, la aristocracia barquisimetana ofreció una velada en la casona que servía de sede del Colegio Federal.

Este sarao fue organizado por los doctores Telésforo Oberto, Eliodoro Pineda, Antonio Álamo, Benjamín Antích, Lisandro López, Martín Alvizu Seeckatz, entre otros, para lo cual contrataron al maestro ´Guerrita´ -como era llamado por cariño-, y a su sobresaliente banda, lo que evidenciaba la preferencia de la alta sociedad barquisimetana. Entre balses y brindis, llegó el nuevo siglo.

Cuando el presidente de la República, general Cipriano Castro visitó Barquisimeto en 1908, la Banda Mavare lo recibió con honores, estrenando sus mejores valses y amenizando el magno evento con otros ya famosos.

La Mavare no solo amenizaba fiestas y bailes. Además de las retretas acompañaba los juegos de beisbol y sus mejores ingresos lo constituían acompañar las películas del cine silente, actividad que dio gran impulso a la composición y estabilidad a la agrupación, revela el periodista Juan José Peralta.

Será a partir de 1915, cuando la Mavare hace suya la devota tradición de tocar todos los 14 de enero un concierto de bienvenida a la Divina Pastora en su peregrinación anual desde Santa Rosa. Desde ese momento la Mavare pasó a ser la orquesta de la Virgen. No hay punto de discusión. Mencionar la Orquesta Mavare es hablar de la procesión del 14 de enero.

Redacción: Luis Alberto Perozo Padua / El Impulso

Sigue nuestras redes sociales. Somos OtilcaRadioradio on line gratis, resaltando la Venezolanidad transmitiendo 24 horas solo música venezolanaInstagramTwitter FacebookÚnete a nuestro canal en Telegram.

¿Eres talento venezolano y deseas que publiquemos tus notas y sonemos tu música? Envíanos el material a otilcaradio@gmail.com

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.