Los venezolanos se disfrazan de ingenio para celebrar el carnaval

Publicidad

«Se quema, se quema, se quema la papa», exclama una adolescente mientras unas niñas coronadas con la tiara de la Mujer Maravilla y varios minicapitanes América se pasan un oso de peluche. Juegan a la papa caliente, la última actividad compartida en Petare, donde el ingenio disfraza, incluso, a la crisis.

Globos pequeños, abanicos redondos hechos con páginas de revistas y carteles alusivos a la festividad, además de los disfraces, pompones, sombreros y algunos maquillajes en los rostros, pintan la fiesta de colores que contrastan con el monótono color ladrillo de las casas de Petare.

En un sector donde falta el agua y el transporte, ocurren constantes fallas eléctricas y el hambre ha permeado buena parte de los hogares, las madres y líderes comunitarias organizaron un alegre encuentro para los 65 niños que atienden en un comedor social, a quienes convirtieron en superhéroes.

«Estamos celebrando el carnaval con nuestros niños. Quisimos hacer un carnaval temático, con propósito, por eso nuestro tema fue los superhéroes para hacerles ver a los niños (…) que tenemos herramientas para cuidarnos de las cosas que están pasando», dijo Anabel Rodríguez, madre y líder del comedor Pan de Vida, de la Fundación Alimenta La Solidaridad Petare.

ORGANIZARSE ES LA CLAVE

La crisis ha puesto a prueba las habilidades de los venezolanos que se niegan a renunciar a las festividades, para quienes no queda de otra que recurrir al ingenio ante los altos precios de los disfraces, globos, decoraciones y juguetes.

Las madres del comedor de San Blas se organizaron desde el 1 de febrero para conseguir los ingredientes y hacer tequeños, helados de frutas y chicha, así como para recolectar materiales de reciclaje con los que elaboraron las tiaras de la Mujer Maravilla, los escudos del Capitán América y algunos adornos, en lo que también ayudó un equipo de adolescentes de la comunidad de entre 15 y 17 años.

Una porción de las ganancias obtenidas en un emprendimiento de tejidos de Anabel Rodríguez, donde trabajan en las tardes las mujeres que colaboran en el comedor durante las mañanas, fue destinado al compartir de carnaval.

«Es darles un momento de alegría a nuestros niños», agregó Rodríguez.

Fuente: Agencia EFE

Sigue nuestras redes sociales. Somos OtilcaRadioradio on line gratis, resaltando la Venezolanidad transmitiendo 24 horas solo música venezolanaInstagramTwitter FacebookÚnete a nuestro canal en Telegram.

¿Eres talento venezolano y deseas que publiquemos tus notas y sonemos tu música? Envíanos el material a otilcaradio@gmail.com