¿Por qué se dice que la Autoestima es un proceso crítico durante la adolescencia?

Publicidad

A pesar que nos sorprende la energía, estallidos de alegría, inquietud, entusiasmo y audacia de nuestros hijos adolescentes también nos desconciertan sus días de tristeza, de reclamos porque no los comprenden y/o no los saben escuchar, especialmente cuando se precipitan hacia melancolía y “encapsulamiento.”  Como familiares y/o padres, lo adecuado es demostrar paciencia, firmeza respeto, esperar y siempre estar dispuestos al dialogo: A ESCUCHARLOS sin interrumpir. A darles un abrazo cuando se hunden en llanto y llorar con ellos también porque el desahogo es una forma de catarsis o drenaje de emociones que a su edad no es tan sencillo manejar / asumir.  Es importante tener claro que es todo un proceso la formación de su personalidad, de encontrarse a sí mismo, reconocer su propia identidad. A sentir y verse muy diferente sus padres, hermanos y convencionalismos sociales. Cuando hay presión del grupo familiar y de los amigos en esa etapa la búsqueda de su identidad pueden caer en riesgos: confusión y desorientación en sus valores, sexualidad y vocación.

¿Cuánto tiempo demora en desarrollarse?

Aproximadamente desde los 5 años hasta los 25 años se desarrolla la autoestima  y la variación en los años está condicionada por algunos factores a considerar:

  1. Sentirse comprendido: los adolescentes con sus amigos se expresan de manera libre y espontánea no es así con sus padres, por lo tanto, se debe reforzar en ellos que también los mayores les comprenden, les prestan atención y que también cuentan con su afecto.
  2. El ritmo del desarrollo físico: los cambios que se producen en su cuerpo: crecimiento de los genitales, cambio del tono de voz, estatura, crean en ellos interés por compararse con otros: Sentirse bien o sentirse inferiores. Es bueno incentivar en ellos que no todos los organismos son iguales. Y si demoran mucho en aparecen los cambios, es saludable acudir al médico y revisar si hacer falta algún  tratamiento hormonal.
  3. Aspecto y contextura física: se producen cuadros  depresivos y de insatisfacción  cuando ellos mismos consideran que no son atractivos. El Acné es muy influyente y el desorden de los hábitos alimentario se hace incontrolable por causa de la ansiedad. De no atenderse éste tipo de conducta es posible que se produzcan los casos de anorexia o bulimia principalmente en las muchachas y en los varones  timidez, inferioridad.
  • Valores familiares: todo extremo es negativo y su impacto en los adolescentes es significativo. Es necesario revisar qué tipo de frases repetimos a fin de evitar inducir en nuestros hijos antivalores como por ejemplo: “el dinero es lo que te hace alguien en la vida” o “ay hijo hemos sido pobres toda la vida”… Lo adecuado es incentivar el valor del  afecto familiar, apoyo mutuo, trabajo honrado, esfuerzo y trazarse metas en los estudios, y auto realizarse como persona y como profesional.

¿Cuáles son sus fases?

Ese proceso de búsqueda de su propia identidad o encapsulamiento que confrontan los adolescentes pasa por las siguientes etapas: Auto  percepción, auto aceptación, auto concepto, auto evaluación y culmina con la autorrealización.  Determinar el tiempo de cada etapa no es tan sencillo y se producen variaciones precisamente en atención a la incidencia de los factores antes descritos, a esto se agrega: el ambiente hogareño,  amistades, compañeros de estudios, otros familiares y medios de comunicación social. A partir de este artículo serán abordadas cada una de las fases mencionadas y por ende brindarles a los padres algunas estrategias para ayudarles con la intención que les resulte más llevadera la responsabilidad de acompañar a nuestros hijos adolescentes durante este delicado proceso de sus vidas.

1. La etapa de Auto percepción: Asumir los cambios de la fase de niño hacia la de adolescente genera en los jóvenes mucha inseguridad, contraste en sus emociones, y constantes cambios de humor… Dentro del conjunto de causas para esta conducta cabe señalar lo siguiente: el nivel de respeto y admiración hacia sus padres, maestros, profesores  y adultos en general ya no es el mismo.  Aun necesitan tiempo para saber lo que quieren y darse cuenta de sus propias actitudes y conducta. Porque actúan diferente en casa, con los amigos y los otros adultos. Y para ellos el autocontrol o ajuste emocional no está estructurado aun.

Estrategias para fortalecer el proceso de  Autoestima

 Como padres es apropiado mantener el afecto y actitud firme ante las decisiones  y /o medidas que ambas partes habrán de asumir en cuanto al llamado de atención, hábitos que deben reforzarse, la rutina con los estudios, regresar temprano a casa y participar en las labores del hogar, el nivel de confianza en la comunicación: Aprender a ser más amigos de nuestro muchachos que críticos extremistas o jefes “autocráticos”, advertir no es igual que amenazar. Comprometer tiene como argumentos revelar al joven las consecuencias y secuelas de su acciones y que las mismas afectan a su familia. Evitar el uso de argumentos como: “cada día estás más loco (a)” “te falta personalidad” “perdiste la cabeza” argumentos que desdibujan las posibilidades que el joven logre darse cuenta por sí mismo, es decir auto percibir sus reacciones y actitudes demostradas y genere mejoras para ajustarlas y desarrollar su autoestima por esfuerzo y disposición propias. En nuestro próximo encuentro continuaremos con las etapas del proceso de autoestima: Auto aceptación y Auto concepto.

Redacción: Prof. Marthelena Martínez (asereduc@gmail.com)