Puente de las bolas, emblema de Juan Griego

Desde la ciudad crepuscular una habitante envía esta fotografía que muestra cómo era en el siglo pasado este puente, al comienzo de la calle la Aurora.

El popular y emblemático “Puente de las bolas” localizado en la calle Aurora de Juan Griego, en el siglo pasado era una vía bastante despejada y sin colas de vehículos, apenas con el movimiento de algunos transeúntes. Muy diferente al sitio actual donde pulula la gente, hay mercadería de todo tipo al aire libre, líneas de taxis, paradas de “carritos por puesto”, comercios de puerto libre y de abastos de asiáticos donde las colas se multiplican sobre todo cuando llega la harina pan, el aceite, el papel toalet u otros productos básicos tan escasos en la vida contemporánea.

Un espacio urbano que habla mucho de lo que ha sido la ciudad y de cómo crece y se transforma. Aparte de esa referencia, el cronista oficial del municipio Marcano, Alexis Marín Cheng, indica que fue un puente construido durante el gobierno del general Juan Vicente Gómez. Para la época la gente lo comenzó a llamar el puente Adrián, en honor al indio Guaiquerí Francisco Adriano, uno de los protagonistas de los hechos que marcaron la Batalla de El Fuerte el 8 de agosto de 1817.

El gobierno, sin embargo, quiso identificarlo como La Rehabilitación, pero alrededor del acto inaugural hubo muchos pormenores y no se oficializó. Al transcurrir el tiempo el puente sufrió modificaciones, incluyendo la colocación de esferas sobre las barandas y eso dio pie para que en el imaginario popular la gente lo rebautizara como el “Puente de las bolas”, como se conoce hasta hoy.

Cheng comenta que alrededor de esa obra y otras que inició el general Gómez, también hubo polémica por una crónica que escribió Pedro Navarro González Navarro, un reconocido poeta y periodista que tras imprimirle el tono crítico a sus escritos molestó al régimen de entonces el cual lo encarceló durante cuatro años.

Visión del turismo

Marín Cheng apuntala a escudriñar más en el pasado de Juan Griego como ciudad con historias, relatos, cultura, poesía y actividad económica portuaria. “Todo esto debe estar estrechamente vinculado con lo que se quiere para el futuro de Juan Griego siempre con proyección firme hacia el turismo como eje fundamental de desarrollo”, dijo el también creador del Museo Pueblos de Margarita en la vía de Taguantar (prefiere el término Tacuantar).

-Lo importante es tener conciencia que aparte de sus atractivos naturales Juan Griego también tiene historia, tradiciones y una historia que contar que le enaltece como pueblo, lo cual se nutre con la pesca, el puerto libre y ese turismo que queremos.

Marín Cheng, coloca a disposición el sitio www.elcronistadelmunicipiomarcano.com, página de información “para transmitir los conocimientos (…) la verdad histórica mediante hechos documentados”. Busca interactuar de esa manera para ampliar su visión de Juan Griego y el resto de Marcano.

También dispone de la página www.pueblosdemargarita.com.

Redacción: Yanet Escalona (+)/ Alexis Marín Cheng y sus Pueblos de Margarita