Tamanaco, líder de los Machiques y los Quiriquires

Luego de la muerte del Cacique Guaicaipuro, Tamanaco se convirtió en el nuevo líder de los Machiques y los Quiriquires.

Sus asiduos ataques en los valles de Caracas se volvieron un problema para los colonizadores, lo que ameritó que de España y las islas españolas del Caribe llegaran tropas para eliminarlo.

El Capitán Pedro Alonso Galea y el Teniente Francisco Calderón iniciaron una expedición para intentar exterminar al Cacique Tamanaco. Pero el guerrero, al enterarse este del movimiento, preparó una fuerza de combate conformada por más de 300 hombres para enfrentarlos.

Tamanaco los hizo replegarse hasta las orillas del río Guaire. Allí pereció el Capitán español Hernando de la Cerda. Y cuando parecía que la batalla se  inclinaba en favor de los indígenas, llegó un destacamento de caballería que puso término a la lucha. Tamanaco fue capturado vivo y condenado a la horca.

Garci González de Silva, encargado del Ayuntamiento de Caracas, propuso que el Cacique luchara con su perro Mastín entrenado para pelear. Tamanaco acepto el reto y exclamó: “El perro va a morir por mis manos y luego estos hombres crueles sabrán de qué es capaz Tamanaco”. Sin embargo la lucha fue desigual. El enorme can destrozó la garganta de un Tamanaco herido, hasta decapitarlo.

Tamanaco se convirtió en leyenda entre los indios que gritaban su nombre al entrar en combate.

En Venezuela hay edificaciones como el Hotel Tamanaco y El Centro Ciudad Comercial Tamanaco que nos recuerdan su nombre.

La gráfica nos muestra una imagen del Cacique Tamanaco en una moneda de la Colección “Caciques de Venezuela”.

Síguenos: Instagram y Twitter

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.