Valores de Margarita: Matasiete y Guayamurí dos monumentos naturales que debemos preservar

Crónicas

Margarita, la mas grande e importante posesión insular de Venezuela, tiene en el turismo su más importante actividad económica.

El 27 de febrero de 1974, el Ejecutivo Nacional decretó como Monumento Natural a los Cerros Matasiete y Guayamurí, confiriéndole a estas bellezas naturales un régimen especial de protección 

El Cerro Matasiete ubicado al Noreste de La Asunción alcanza 560m en su cumbre sur y 660m en su cumbre norte

El Guayamurí con altura de 470m, está separado del Cerro Matasiete por una depresión. Ambos Monumentos representan un área natural con características especiales, que le convierten en zona eminentemente protectora. 

 Ambos cerros colindan entre los municipios Arismendi y Antolin del Campo, y se se puede llegar hasta ellos, por la carretera que une la Asunción con Playa Guacuco y Puerto Fermín, bordeando la Costa este de Margarita. 

La hermosa visual que ofrecen ambos Monumentos, confieren a Margarita especial atractivo para el turismo natural… 

Los dos cerros, muy cercanos el uno del, otro, apenas los separa una depresión. Para disfrutar de ambos Monumentos como atractivo turístico, se requiere autorización del el Instituto Nacional de Parques.

CERRO MATSIETE

El Cerro Matasiete nos traslada a la guerra de independencia, por haber sido testigo mudo de la gloriosa gesta de Matasiete, el 31 de julio de 1817, cuando el valor espartano de nuestros soldados, conducidos por Francisco Esteban Gomez doblegó al orgullo y la arrogancia española que encarnaba Pablo Morillo…

La magnífica victoria que logró sellar la independencia de la Provincia de Margarita, es rememorada con la Columna Atica, Monumento Histórico de la Batalla de Matasiete, 

construido para celebrar el primer centenario de la Batallla donde se simboliza la más importante acción de guerra, ocurrida en nuestro estado.

CERRO GUAYAMURI

El cerro Guayamurí, es de forma cónica y por su semejanza al volcán Fuji, es espectacular e imponente, y representa un atractivo natural en El Tirano, al mostrar una vista majestuosa, en perfecta armonía con la costa insular.

Del Guayamurí, las  historias lugareñas cuentan de ritos indígenas en épocas pasadas, y también sobre historias míticas de magia negra.

El ascenso al cerro Guayamury es de moderado a fuerte, 

Al imponente Cerro Guayamurí, de seductora y enigmática creación de la naturaleza, también se le conoce también como “El Refugio de los Dioses”, debido a los ritos que se cree, protagonizaban los indígenas. 

El camino ondulante para ascender este cerro es angosto, lo que implica el roce constante de su piel con la vegetación, por lo que es conveniente llevar monos de tela resistente y sudadera manga larga.

La vegetación que se expande en sus laderas es xerófila con abundancia de orégano. 

Matasiete y Guayamuri… dos hermosos Monumentos Naturales que debemos preservar. Cuídalos y defiende su preservación para beneficio de todos.