El sentimiento de felicidad en tiempos de Coronavirus

La felicidad no es un estado que depende de lo externo:

Ser feliz es tener serenidad. Es darse cuenta  y proyectar serenidad hacia quienes te rodean. Conducir tu comportamiento dentro de esquema corporal- emocional de plena convicción y congruencia. En otras palabras cuando tu lenguaje corporal: la mirada, gestos, tono de voz, movimiento corporal denotan una actitud tranquila, calmada, sosegada. Y aunque la situación actual es plenamente ajena a nuestra voluntad no es posible permitirnos un derrumbe emocional! Por una razón relevante: Somos el timón de nuestros hogares! y Como cabezas de familia no podemos flaquear, quejarnos y denotar que  no somos felices o ya hemos dejado de sentirnos felices.

Esperamos tanto ser felices buscando  hacia otro lugar y la felicidad se encuentra en nosotros mismos

La serenidad  es importante porque te permite sentirte bien considera estos dos aspectos:

1ero: La felicidad ocurre dentro de nosotros mismos y no de nuestra piel para afuera…Se va forjando con la satisfacción que vivenciamos al aplicar lo que hemos aprendido y confrontar dificultades sin perder la calma ni dejarnos abrumar, en lugar de ello asumir los cambios, trabajar y buscar soluciones.  Por lo tanto, no es sano dejarnos invadir por lo que sucede afuera…

2do: Procura enfocarte en mantenerte sereno (a): Es una decisión y reconocer cómo vemos lo que acontece alrededor nuestro para hacernos un programa diario de actividades productivas y de autodisciplina y con ello mejorar aspectos que han estado en “modo de espera” para que tú mismo (a) los optimices, los mejores, desarrolles o modifique positivamente…y así poder dar el ejemplo a nuestros hijos y familiares.

Reconocer y darse cuenta que es una situación transitoria

            Se trata de cuidar tu salud y la del grupo familiar con el mayor beneficio que puedes hacerlo desde el hogar. Reflexiona. ¿Acaso te sientes amenazado (a) porque actualmente le quitas espacio a alguien? ¿Los enseres que usas te sientes obligado a devolverlos? ¿Alguien pretende quitarte tu cama? Contempla los rostros de tus familiares: no son personas extrañas que te “atienden” o te “toleran mientras esta situación pasa”  o “están ansiosos por verte partir.”…Actúa con empatía mental: Ponte en el lugar de otros que tienen un alto grado de experiencias en soledad y aislamiento:

Los  abuelitos confinados en un ancianato que sin haberlo decidido han estado “olvidados y confinados” a cuatro paredes y en manos de extraños esperan por ser alimentados, aseados, sentirse protegidos y escuchados… Los pacientes de hospitalización de Larga estancia: aquellos en una espera prolongada por un trasplante/ donante/ / recursos o un especialista…Los que por la faena pesquera pasan en alta mar mínimo de 6 meses hasta un año navegando en medio de casi la nada y sin contacto cara a cara con sus familiares…¿Has reflexionado sobre la situación que actualmente confrontan otras personas que por el cierre del transporte aéreo se han quedado en casa de amigos y/ otras personas Y se encuentran sin familia?

Redacción: Prof. Marthelena Martínez ( asereduc@gmail.com )

Comments are closed.