Epónimos de la isla de Margarita: Antonio Ecolastico Millán

En ocasión a los once años de constituida la Orquesta Típica “Luisa Cáceres de Arismendi” y su sistema de enseñanza de la música, es oportuno recordar al epónimo de la casa de la cultura del populoso sector Guaiquerí de Porlamar en la Cruz Grande, sede que le albergo en sus inicios y captaron a sus primeros estudiantes, destacándose el niño para ese momento José Jesús Fernández Carreño, quien fue su primer inscrito.

Hoy egresado Summa cum laude en ingeniería por esto dedicamos esta reseña biográfica a su constancia y dedicación a sus estudios académicos y musicales.  

ANTONIO ECOLASTICO MILLÁN

       De la unión de Francisca Antonia Millán y Marcelino Alfonzo, nace un 10 de febrero de 1920, en el apacible caserío La Cruz Grande, ANTONIO ECOLASTICO MILLÁN, siendo el segundo de seis hermanos Carmen y Antonio, luego nacerían de la unión con el Cruzgrandero Juancho Vásquez:Socorro, Arístides, Cira y Delia Angelina, nacieron en una casa que existió en la calle real de La Cruz Grande. Recibió sus primeras letras de manos del maestro Simón Milano “Simoncilio” y los culminó en la Escuela Federal de Varones “Mariño” en Porlamar, donde cursó el 4º, 5º, y 6º grado. Entre sus maestros se encuentran Jesús Vicente Fuentes, el Br. Andrés Eloy Bermúdez y el Pbro. Juan Bautista Marcano Marcano. Obtiene el certificado de educación primaria en el año 1940 entre los alumnos más sobresalientes de su promoción. Realizó a lo largo de su vida diversos cursos entre los cuales podemos citar: ingles, contabilidad, programador de ventas de gasolina al mayor, radio técnico entre otros.

       Desde la temprana edad de seis años se inicia  en el campo laboral como grumete, a bordo de la balandra “María Eduviges” propiedad del Sr. Esteban Fernández, donde estuvo hasta 1929, de ahí su pasión por el mar y las embarcaciones, llegando a adquirir varios botes en los cuales solía salir de pesca con sus amigos, pero profesándole mucho respeto a la mar. Posteriormente para el año  1934  presta sus servicios en el botiquín del Sr. José Mata, ubicado en la calle Guevara de Porlamar. En 1937 con 17 años de edad ingresa voluntariamente a la Escuela Naval de Venezuela, donde fue negada su continuidad después de nueve meses de haber ingresado por petición de su madre, la cual alego ser hijo único y sostén de hogar. Es por ello que ingresa en Caracas como personal de la fundición ODELCA propiedad del Banco Agrícola, donde participa en la creación del primer Sindicato Metalúrgico del Distrito Federal y estado Miranda, convirtiéndose a partir de ese momento en un gran luchador por el bienestar y la reivindicación del trabajador.

       En 1940 junto a un grupo de cruzgranderos crea el conjunto “Zorro”, iniciando su carrera como compositor de aguinaldos; entre una de sus obras musicales esta la que versa así: “El conjunto zorro estaba dormido/de su largo sueño hoy se despertó/recordando mucho a un zorro querido/que la muerte ingrata nos arrebató…”, rindiendo con este coro homenaje a su gran amigo y paisano Federico Núñez en el cual las estrofas eran dejadas para la libre improvisación que entre los integrantes del conjunto incluido él, alternaban según fuese el caso.

       En el año 1941 ingresa a trabajar en la Compañía Petrolera Planta Shell de Caracas como obrero eventual o de avance. En este mismo año es electo presidente del “Centro Aborigen” de El Poblado, organización dedicada al quehacer socio-cultural de la localidad. También escribió crónicas jocosas en el semanario “Joropo” de Porlamar, dirigido por el coterráneo Francisco Nicolás Castillo y editado por editorial Jeseer, el cual comenzó a circular el 18 de Mayo de 1941. Era un Semanario jocoso con un formato de 24 x16 centímetros, tenía cuatro páginas a dos columnas y valía el número suelto una pulla. En 1942 funda el periódico “el aborigen”, órgano divulgativo del Centro “Aborigen” que se editaba en la tipografía “Avance” propiedad de Luis Mata y Hnos. En el mes de enero de ese año crea el servicio de aseo domiciliario en compañía de Eliseo Marcano por cuenta del Concejo Municipal del entonces Distrito Mariño, utilizando como único vehículo una carreta tirada por un burro.

       El 10 de octubre de 1942, publica en el periódico “A medio foque” un artículo titulado “Damnificados en Margarita mueren de hambre”, lo que casi le cuesta la cárcel por denunciar las condiciones infrahumanas en que se encontraban en Margarita un grupo de damnificados procedentes del estado Bolívar, esta presión gubernamental lo mantuvo un poco alejado de sus denuncias en el periódico. Para esos años seguía componiendo diversos géneros musicales e interpretándolos en diversos programas radiales como es el caso del llamado “radio teatral” en el teatro “Paramount”.

       El 3 de junio de 1944 contrae matrimonio con la que sería su compañera hasta el final de sus días, la también cruzgrandera Columba Vásquez  fallecida en el año 2006, quien lo apoyo en todo momento, le profesaba gran admiración y orgullo por su hermosa voz y composiciones musicales. De esta unión nacieron cuatro hijos: Iris del Valle, Doris, Elvis Francisca y Antonio José, Sus hijos fueron criados en un hogar lleno de amor, música, lucha, mística, arraigo y valores humanos como fuertes pilares de una familia digna de su terruño y que hoy por hoy con sus respectivas familias creadas son testimonio de rectitud. Ellos: Iris, maestra normalista de gran trayectoria, quien heredo la facilidad de la palabra y la dedicación de su padre, sirviendo al magisterio venezolano por más de 48 años, casada con Luis Mendoza con quien procrea a Mayred José y Mayrely de profesión arquitecta y médico veterinario respectivamente. Doris, licenciada en contaduría quien conserva como un tesoro el amor por la administración, los principios de la honradez y transparencia para las cuentas inculcados por su padre. Elvis, Orientadora de profesión, heredo su vocación de guía y amor por el mar, casada con el docente Alejandro Carreño de cuya unión nacen Daniel de Profesión Docente y Rodolfo Comunicador Social. Antonio José el único varón, Ingeniero en electrónica recibe el legado de su padre, el gusto por la música y la electrónica conjugada en las minitecas en su época juvenil, ejecuta el cuatro, la mandolina y guitarra. Casado con la caraqueña Ucrania Cerezo de mucho sentir musical aborigen, de quien engendra a: Estefanía, Nataly y Anaís.  Fuera del matrimonio el epónimo de esta sede cultural procreo a Elena, Antonia Margarita, Cruz Cornelio y Ana Mercedes a los que siempre les brindo sus afectos.

       Antonio Millán se mantuvo en la compañía Shell de Venezuela por espacio de 19 años. Para el año de 1968 se traslada a su querida isla de Margarita con el deseo de pasar sus años dorados al lado de su querida Columba en su recién construida casa de La Cruz Grande e inicia nuevas labores como gerente de Aceites Branca de Porlamar. También destaca para esos años la donación para la capilla de su pueblo de las piezas para un nuevo nacimiento, que jóvenes de la época impulsaban como parte de la revalorización de las tradiciones decembrinas que incluía la representación de las pastoras, el paseo de la imagen del niño Jesús y su respectiva parrada aguinaldera.

       De 1971 a 1976 es el Administrador del antiguo Distrito Mariño bajo la presidencia del ciudadano Ennodio Ramos, desde cuya posición ayudo a muchas personas y coopero con diversas labores sociales.

       En 1973 funda la Asociación de Gardelianos del estado Nueva Esparta en compañía de José Mercedes Fernández, Eleuterio “Tellito” Rodríguez, Tomas Benjamín Martínez, José Rafael “Chepere” Pérez, Alberto Rodríguez Morao, Pedro Rondón, Francisco “Chicho” Mujica, Jesús “Chuito” Cedeño, Juan de Mata, Pedro “Topocho” León, Fernando Faneite y José Ramón Rosario entre otros, ocupando la presidencia, organización a la que le dedico su entusiasmo y promovió el gusto por la vida y obra del tanguero Carlos Gardel y perteneció hasta su deceso.

       Se desempeña por segunda vez como Administración del Concejo Municipal de Mariño en el periodo 1979 – 1982  durante la presidencia del ciudadano Oscar Armas. Militante político de toda la vida en el partido Unión Republicana Democrática URD.

       Antonio Escolástico Millán no solo dejó un legado en el quehacer social y familiar, en el campo musical destacan piezas como: “Mi jardín” (bambuco), “Maldita soledad” (tango), Boca del rio” (vals), “Mi nostalgia” (vals pasaje), “Replica” (vals), “Lindo Porlamar” (motivo Guaiquerí), “Tres amigos” (poema), “Luisa Julia”(vals), elmerengue“Su ventana”. Continúa su producción musical con el trascurrir de los años mozos hacia la adultez, en el año 1945  arregla la canción “Ni tu sombra”. En el 47 otro bambuco intitulado “Si te vas” y para el año 1951 el bolero “Rosaura” y “Si te vas” (bambuco). Además de los aguinaldos “Cantemos alegres” (“Querido niño”), “Con gran devoción” (“Anunciación”), “Del oriente lejos”“El sol y la luna” y “Zorro querido” en 1966. Entre el final de los 70 y principio de los 80 compone el aguinaldo.

      El 25 de abril de 1987 funda en compañía de otros vecinos la Sociedad de la Santa Cruz, ocupando la tesorería en la primera junta directiva.  En 1989 forma parte del grupo fundador de la Asociación de Vecinos de La Cruz Grande. Tiempo después para el año 1992, por solicitud de la Asociación de Vecinos  Cruz Grande y la Sociedad de la Santa Cruz se construye la primera planta física que demandaba la SSC como sede, por lo que es nominado entre otros para optar al epónimo de la casa de la cultura de su comunidad, construida por la Alcaldía de Mariño, selección que se realizó en asamblea de vecinos en la capilla de la Santa Cruz de la comunidad resultando favorecida su nominación. La propuesta es llevada por la Sociedad de la Santa Cruz y apoyada por la Asovecinos ante las autoridades municipales, la cual es aceptada y aprobada por el ciudadano Alcalde de la ciudad, Abg. Luis Longart Guerra para beneplácito y honor de su querido pueblo de La Cruz Grande en reconocimiento por su incansable trabajo en pro de este colectivo porlamarence. En esta organización sociocultural a la que tanto impulso y fue su mentor permaneció como miembro activo, formando parte del Tribunal Disciplinario hasta su fallecimiento.

          En 1988 integra un movimiento de vecinos que elevaron su voz de protesta contra al cierre que ocasionaría la construcción de la avenida Circunvalación Norte, la cual afectaba a los habitantes de las calle “El Progreso”, “Las Margaritas” y “Paralela”, lucha que logro dejar sin efecto la circulación vehicular por la Calle Paralela.

       Para 1992 a sus años dorados continua la lucha social y lo encontramos formado parte fundacional de la primera Junta Socio-Sanitaria del Ambulatorio Urbano Tipo I “La Cruz Grande”, desempeñándose como tesorero. Acompañaba en la Junta Directiva de dicha organización de salud a la T.S.U. Ana Ramírez, Trabajadora Social; Tomas Mauricio Hernández, Coordinador General;  Niruma Carreño, Secretaria; entre otros colaboradores de los sectores Campo Alegre, Palguarime, Guatamare, La Cruz Grande y  de la Sociedad de la Santa Cruz. Esta Junta Socio sanitaria realizó una loable labor en beneficio del colectivo de esta parte del municipio, emprendiendo una campaña profondos para la adquisición de la Unidad Medico-Odontológica, la cual sería instalada en el recién ampliado ambulatorio, obra acometida por la Alcaldía de Mariño y solicitada por la Asovecinos Cruz Grande. Esta unidad odontológica tenía un costo de 1.300.000,00 bolívares a la que le espera una amplia sala para su estreno.

      Para el año 1994 también avistamos al dinámico Antonio estimulando el deporte entre los jóvenes de su comunidad apoyando a la Coordinación de Deportes de la Sociedad de la Santa Cruz y su equipo de Voleibol masculino, bajo la conducción y entrenamiento de Jhonny Hernández en los II Juegos Municipales organizados por la Alcaldía de Mariño con motivo de los 458 años de Porlamar. El referido equipo porto como madrina a la destacada y bella estudiante de bachillerato Lourdes Inés Pérez Rodríguez quien a su vez resulto electa reina de esos juegos deportivos.

      El 8 de junio de 1996 el pueblo recibió la amarga noticia de su muerte acaecida en la ciudad de Barcelona estado Anzoátegui, a causa de una insuficiencia renal, un accidente cerebro vascular  e hipertensión arterial según certificación firmada por la médica Carmen Ramos de Millán. Su sepelio el día 10 de junio previo homenaje póstumo en la sede cultural cruzgrandera que lleva su nombre.

      Para quienes le conocieron y tuvieron la oportunidad de compartir con él un pedazo de su vida, hoy por hoy difunden su herencia y pensamiento en pro del bienestar colectivo de sus habitantes y su entorno, como él mismo lo plasmo en este último de sus pensamientos, dejado como mentor a sus compañeros de la Sociedad de la Santa Cruz y a los cruzgrandero, el cual redactado por él un año antes de partir a otra dimensión… “CRUZ GRANDE: te pienso actora en el futuro siendo guía cultural del gran conglomerado; Guatamare, La Aguada, Conejeros, Palguarime, Achipano y El Poblado”. Antonio Millán, Barcelona Edo. Anzoátegui, 1995.

La Cruz Grande de Porlamar, marzo 2020

Investigación y recopilador de datos:

Licdo. Fernando José Fernández Fermín

Coordinador General Sociedad de la Santa Cruz y Adjunto a la Cord. Gral. Fundación Sociedad de Amigos de la Casa de la Cultura “Antonio Millán” FUNDASCAM.