Ricardo Aguirre “El monumental de la Gaita”

Ricardo José Aguirre González, más conocido artísticamente como Ricardo Aguirre, fue un cantante, compositor, músico, maestro, director de orquesta, locutor y arreglista venezolano, y también conocido por su apodo “El Monumental de la Gaita” o “El Padre de la Gaita”, ya que, compuso el éxito de la gaita venezolana “La Grey Zuliana”.

El gaitero Ricardo Aguirre nació en Maracaibo, es reconocido como  el Monumental de la gaita, por ser  uno de los gaiteros más importantes y queridos de la entidad. Fue maestro de educación primaria, locutor, músico, cantante, cuatrista, compositor, director y arreglista.

Sus letras tenían que ver con su gente y con las angustias vivenciales de aquellos tiempos. Era la típica gaita protesta, solo que su voz era inconfundible y única. Así lo aseguran los cultores y por eso le adjudicaron el apodo.

Dentro y fuera del Zulia lo llaman “El Monumental de la Gaita”, como lo bautizara el abogado Octavio Urdaneta. “Era la figura más destacada del género.

Retozaba con su timbre de voz, tanto con los bajos como con los agudos, era en síntesis, un monumento de hombre, un artista”, describía Urdaneta para el libro Ricardo Aguirre, El Monumental, escrito por Miguel Ordóñez.

En 1.962 ingresó a Cardenales, junto con sus hermanos Rixio, Renato y Alves. Después el grupo se dividió y él propuso que le añadiera un complemento al nombre, surgiendo así Cardenales del Éxito.

Vino al mundo “enmantillado”. Así repetía con orgullo Ida Cira González cada vez que algún vecino elogiaba a su hijo Ricardo Aguirre. Tanta visión y fuerza había en esa madre que, sin esperarlo, hizo que esas palabras marcaran al cuarto de sus varones, quien llegó al mundo el 9 de mayo  de 1.939, y aunque solo vivió 30, sigue siendo el gaitero más importante del país.

Grabó las primeras gaitas en 1.963: Golpe tradicional, de Rixio Aguirre; Gaita gaita, de Pedro Colina; y Gaitas tradicionales, de Luis Ferrer y Rixio Aguirre.

Sus temas más famosos son: La parrandera, La bullanguera, Vieja y famosa, Madre, Los piropos, Mi danza, La gaita del 65, Reina morena, Mi chinata, Imploración y La boda del cachicamo.

En 1.967 pasó a las filas del grupo Saladillo y con ellos grabó: El indolente, Ronda antañona, Lacantarina, La flor de La Habana, Dos madres antañonas y La grey zuliana. Esta última ha sido bautizada como el himno de la gaita zuliana por su gran proyección.

Sin poses, ni divismos. Sencillo, carismático, culto, colaborador, alegre y dueño de un vozarrón lo recuerdan en la familia, la querida “dinastía Aguirre”; y quienes lo conocieron y oyeron cantar.

Un fatal accidente la madrugada del 8 de noviembre de 1.969, acabó con la vida de esa hermosa voz que trajo alegría al pueblo maracucho.

La noticia sobre su trágico deceso sorprendió a Maracaibo. Chocó en el sector Las Veritas. Había llovido en la madrugada y había faltado al toque en Radio Popular. Douglas Soto (ya fallecido) dijo que Ricardo se quedó dormido frente al volante.

La despedida al ídolo gaitero fue multitudinaria, hubo duelo regional, la gaita “La grey zuliana”,  fue en sí misma un himno para el adiós.