Margot Benacerraf, pionera del cine venezolano

Margot Benacerraf es emblema del cine venezolano. Caraqueña, nacida el 14 de agosto de 1926, proveniente de una familia de buena posición social. A diferencia de las señoritas de esa época, cursó estudios de bachillerato y universitarios.

Desde muy joven mostró talento para la escritura teatral lo que le hizo merecedora, en 1947, de una beca de corta estancia para asistir a New School of Social Research en Nueva York; experiencia que despertó su curiosidad por el séptimo arte.

En 1949, inició sus estudios de cine en el Instituto de Altos Estudios Cinematográficos de París, al cual ingresará luego de exigentes pruebas.

En 1950 Margot Benacerraf retorna Caracas, incorporandose al ambiente intelectual que se generaba en la capital al tiempo que inicia su investigación para el documental REVERÓN, que estrenó en 1952 en el Festival Internacional de Documentales de Arte de la UCV, consiguiendo el primer premio, y la invitación al Festival de Berlín de 1953.

A finales de década produce y dirige el largometraje documental ARAYA, acerca de la faena en las Salinas de Araya, con una estética vanguardista con el que ganó el Premio de la Crítica en el XVII Festival de Cannes, en 1959.

Margot Benacerraf promovió el I Festival Internacional del Film Experimental y de Arte de Venezuela; fue fundadora y directora la Cinemateca Nacional y el Centro-Cine Ateneo del Ateneo de Caracas (actual Unearte), donde posteriormente le dedicarán la Sala de Cine Margot Benacerraf.

En 1991, de la mano de Gabriel García Márquez, crea Fundavisual Latina y el Festival de Caracas de Cortometrajes Latinoamericanos en Cine y Video.

En 1995 le es otorgado el Premio Nacional de Cine; y en 2012, la UCV inaugura el proyecto Centro de Investigación del Cine y Televisión Margot Benacerraf.

Síguenos: Instagram y Twitter

1 comentario


Comments are closed.