Primeros hoteles en la isla de Margarita

Para ayudar a definir el origen y evolución de la actividad hotelera en las islas de Nueva Esparta, he preparado esta nueva serie de crónicas que se inicia con la ciudad crepuscular, cuna del hospedaje en la isla. Así comenzamos:

La primera referencia documental sobre los sitios para hospedarse en Margarita la extraemos de la obra “302 Historietas” del cronista Ángel Félix Gómez, quien al referirse a la hospitalidad del margariteño escribe sobre un portugués llamado Antonio Díaz, establecido en El Valle, hoy conocido como San Antonio, donde fabrica su casa, una iglesia, y un hospital. “(…) A este hospital concurrían todos los marinos enfermos del caribe, quienes eran atendidos personalmente por este samaritano, quien además de curarlos les daba alimentación (…)”.

Por esa hospitalidad innata del insular, señala el mismo cronista, no había posada ni mesones en Margarita; y esta situación todavía para 1853, así se mantenía en la isla, conforme señala Andrés Aurelio Level en su libro “Esbozos de Venezuela. La Margarita”.

No obstante, un dato curioso y que marca el inicio de la hostería en Margarita, surge en 1819, con la llegada a Juan Griego de la flota británica,  sumada a la lucha por la independencia, que apenas arriba al puerto crepuscular se desata una epidemia de fiebre amarilla, traída en uno de esos barcos, la cual diezmó a gran número de expedicionarios, como a muchos nativos. Es así, como para satisfacer las necesidades alimenticias de los británicos se instala en Juan Griego, un negro con una hostería. Uno de los expedicionarios, Eric Lambert, deja testimonio de ésta posada en su obra escrita, “Voluntarios Británicos e Irlandeses en la Gesta Bolivariana”: “(Después de recibir las malas noticias Aylmer y O’Connor se fueron a la ciudad a cenar en Black San’s, una hostería atendida por un negro. Por el precio, la comida no fue mala. El menú, que costaba un peso, “consistía de pescado, cordero, salchichas, todo aderezado con ajos; clarete, málaga, agua muy mala, sandía y melones, etc (…)”.

No he encontrado dato alguno sobre  otro sitio de hospedaje en Margarita, a no ser a finales del siglo XIX,  cuando toca nuevamente a Juan Griego ser noticia con la posada “El buen Gusto”, aparecida en el periódico “El Ojo”, que se edita en esta ciudad en su edición del 26 de junio de 1890: “(…) El señor José V. Alfonzo ha establecido en la calle de Las Flores de esta ciudad una posada con el nombre de El Buen Gusto (…)”.

Años más tarde, a principio del siglo XX,  comienzan a aparecer albergues en los que muy pocos de esos establecimientos merecen, dentro de la época, el calificativo de hotel, como el que se asegura fundó en 1902, un señor de nombre Diego Barrios en Porlamar, y que conforme a los datos investigados funcionaba en un local ubicado en la esquina de las calles Maneiro y Fraternidad.Poco después, en 1904, se instala el conocido y popular Hotel “La India”, en la misma calle Maneiro  propiedad de la señora Teodora Castro. Luego el “Hotel Juana Suarez” , el cual fue muy popular como “La India, a los que llegaban numerosos viajeros vendedores de casas comerciales. También para ese año figura el “Hotel Porlamar”.Seguidamente surge el “Hotel Tropical”, y así por unos cuantos años más ningún otro negocio de ese tipo se registra, hasta que el gobierno nacional ordena la construcción  del Hotel “Bella Vista”, el primero construído en la región oriental, siendo el hotel pionero en el desarrollo turístico de Margarita.

Luego por iniciativa privada se fundan el “Hotel Bahía”, un nuevo “Hotel Porlamar”, el “Guiquerí”, y  el “Plaza”, entre otros en Porlamar, y el “Guayamurí”, en Juan Griego; el “Costa Esmeralda”, en Pampatar, y “El Tirano” en Puerto Fermín  y así sucesivamente hasta nuestros días. 

Desde hace mucho tiempo se ha dicho que para hablar de turismo en Margarita, hay que tomar como punto de partida al Hotel Bella Vista, o sea hay que hacer las comparaciones de lo ocurrido “Antes y después del Bella Vista”.

Foto: Fachada de lo que fue el hotel Tropical, calle La Marina de Porlamar.

(Alexis Marín Cheng y su Parque Museo Pueblos de Margarita- octubre de 2020).

Síguenos: Instagram y Twitter

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.