Raúl Amundaray voz de radionovelas y galán de telenovelas

Publicidad

Raúl Amundary, un caraqueño de los años 30, apenas supo valerse por sí mismo en la ciudad, por los años cincuenta, se jubilaba del liceo y deambulaba por Radio Libertador, Radio Cultura, Radiodifusora Venezuela, Radio Rumbos y Radio Continente.

Cuando él ya había obtenido su primer rol de categoría, ya figuraba en los créditos de la radionovela Para ti, mujer. Se realizó con el teatro y pronto los ejecutivos de la naciente plataforma lo buscaban con fervor.

Hizo Noche de gala y debutó en Radio Caracas con Amalia Pérez Díaz, en una obra de Jean Cocteau. Luego vinieron otros teleteatros, hasta que se le ofreció Historia de tres hermanas, donde era un héroe romántico de la Independencia, que le abrió camino para participar en numerosos dramáticos venezolanos.

En 1965, cuando aún no existía el videotape y las telenovelas se hacían en vivo de lunes a viernes, obtuvo papel de Albertico Limonta en El derecho de nacer causó tanta excitación que hubo que extender las emisiones hasta los sábados, durante dos años. Siendo apenas su segundo estelar, resultó arrollador y le abrió las puertas para participar en más de una treinta de dramáticos y en películas locales.