Renato Capriles y Los Melódicos impusieron el ritmo en Venezuela

Renato Capriles fundó la orquesta Los Melódicos el 15 de julio de 1958. De carácter amable y corazón bondadoso.

Su fecha de nacimiento siempre fue motivo de broma para él mismo. “Imagínate tú. La gente cree que caigo por inocente, pero qué va”, dijo en una entrevista. El éxito de su agrupación fue la muestra de que no sólo no pecaba de esas cosas, sino que siempre tuvo el olfato atinado para posicionar su orquesta como una de las principales en el mercado bailable nacional y también en otros países.

Capriles se inició como músico en la orquesta de Luis María Frómeta, de quien era gran amigo.

A pocos meses de la instauración del sistema democrático en Venezuela, con la caída de Marcos Pérez Jiménez, decidió independizarse con la tutela de “Billo” y fundó su propia agrupación musical, distinguiéndose de la del dominicano por tener una voz femenina en la misma. Por allí pasaron Emilita Dago, Lee Palmer, Verónica Rey, Molly Dick, Doris Salas y los rostros más recordados de los últimos años: Divena, Liz y Floriana, quien falleció en un accidente de tránsito en 1997, en el cual Renato salió mal herido y tras varios meses de rehabilitación se recuperó totalmente.

También su batuta dirigió a cantantes emblemáticos como Rafa Galindo, Víctor Piñero, Oscar Santana, Argenis Carruyo, Cheo García, Daniel Alvarado, Manolo Monterrey, Perucho Navarro, Oswaldo Delgado, Miguel Moly e Hildemaro, entre otros.

Muchos de los temas que se registraron en los 100 discos (entre inéditos y recopilaciones) que grabó “La orquesta que impone el ritmo en Venezuela” (como se le conoce) fueron bailados por varias generaciones: El Pastorcillo, Apágame la vela, Guitarra Española, Fernanda, Papachongo, Mi Cocha Pechocha, Diávolo y Zúmbalo se convirtieron en éxitos. Sus canciones y la cantidad de espectáculos y presentaciones dieron inicio a una informal competencia con la Billo’s.

Capriles tuvo la visión de modernizar el repertorio de su orquesta, según la época. Por eso, sin dejar de lado su sempiterno pasodoble para abrir los bailes, actualizaba sus temas con arreglos modernos, acordes con la década que transcurría, y hasta coleaba los temas de modo en sus sets de 45 minutos que tocaban.

El músico se casó dos veces y tuvo cinco hijas, todas de la misma profesión artística: Gody, Irina, Iliana, Iona y Negui. Capriles, salvo por motivos de salud, nunca dejó de asistir a un baile.

En dos oportunidades delegó la batuta a sus hijas: A principios de los 90, Negui, quien también era trombonista en la orquesta, asumió la dirección durante un tiempo hasta que se fue a vivir al exterior. Iliana, actual directora, tomó las riendas de la orquesta, debido a que la salud mental de su padre comenzó a debilitarse.

Renato sufrió una caída y eso le provocó una neumonía, de la cual no se recuperó totalmente. Falleció el martes 8 de julio de 2014.

Fuente: http://www.ultimasnoticias.com.ve