Un paseo por la Laguna de La Restinga

“Quien venga a Margarita y no venga a La Restinga, se pierde de conocer lo más bello y hermoso que tiene Margarita”, nos dijo el lanchero Gilberto Hernández, cuando nos montamos en la embarcación para dar un paseo por la laguna y sus inefables canales que nos sirven de relax y nos sumergen en un mundo indescriptible de paz.

Pero antes de seguir vamos a indicar que la laguna de La Restinga es un parque nacional decretado el 6 de febrero de 1974 con una extensión de 18.862 hectáreas, que nos permite extasiarnos a medida que la lancha va avanzando sobre la superficie del agua y adentrándose en los diferentes canales que tienen algunos nombres muy románticos, tales como: Plaza de los enamorados, el canal del beso y plaza mi eterno amor, los cuales sirven de inspiración a soñadores y poetas.

Pero es que este parque nacional es un espectáculo digno del pincel del Máximo Creador, pues nadie que recorra las veces oscuras, azulosas o verdosas aguas, puede quedar imperturbable ante tan impresionante belleza que va mostrando el lanchero con orgullo cuando con alegría va atravesando los canales y enseñando las ostras y las estrellas de mar que hacen vida en las raíces de los manglares, e igualmente las aves que con tranquilidad pasmosa vuelan y se posan sobre las ramas de esos árboles que tienen la cualidad de vivir entre las aguas y que más bien parecen vigilantes de aquellos que intenten dañar la laguna.

Y todo nos va dejando perplejo que nos ensordece, pues casi no escuchamos la voz del lanchero que se siente orgulloso de ser de la península de Macanao y de llevar años trabajando en La Restinga a la cual no solo defiende, sino que entiende que es su medio de vida y hay que cuidarla.

Pero en verdad no hay palabras para describir semejante panorama que atesora bellezas que se conjugan y muestran al turista todo su esplendor. Pero en definitiva hay que hacer el paseo y vivirlo para poder hablar del inefable paisaje que presenta la laguna La Restinga. Por eso haga suyo este espectáculo paseando por la laguna.

Redacción: Emigdio Malaver G/emalaverg@gmail.com / @Malavermillo
Foto: Internet