Hace 64 años fallece el pintor de la luz “Armando Reverón”, el pincel de Macuto

Información

Armando Julio Reverón Travieso, conocido como Armando Reverón, fue un pintor y creador venezolano precursor del Arte Povera y considerado uno de los más importantes del siglo XX en América Latina y el mundo.

El 18 de septiembre de 1.954, hace 64 años, sucumbió el artista plástico venezolano Armando Reverón, afectado por la Fiebre tifoidea a los doce años y de una Esquizofrenia tardía, fue víctima de ataques, períodos depresivos y crisis psicóticas.

Significativo creador cuyo trabajo, sugestionado en la belleza del mar y el desnudo femenino, es reconocido y estimado en el país y Latinoamérica al punto de ser calificado como el mejor pintor del siglo XX.

Fue pionero del Happening, del Ensamblaje artístico, de la Instalación e Intervención, de la escultura textil y del Móvil.

Autor de más de 100 obras, Reverón dio sus primeras expresiones desde la niñez, época en que se vio influenciado por su tío Ricardo Montilla, pintor que le descubrió su talento y le indujo a desarrollar su carrera.

Armando Reverón, estudió artes plásticas y múltiples técnicas en España y Francia, países donde tuvo la coyuntura de conocer y acercarse al trabajo de diferentes pintores de gran reconocimiento, entre ellos Salvador Dalí.

Una vez culminado sus estudios en el exterior, retornó a su país y se apostó en el estado Vargas, lugar donde vivió hasta sus últimos años, sirviendo como profesor de pintura y artes.

En 1.918 conoció a Juanita Mota, la cual, fue su única compañera hasta su muerte. A partir de 1.921 se estableció en Macuto en el Litoral Central de Venezuela donde construye «El Castillete» su taller y morada.

 

Por su carácter exótico, irracional y primitivo, fue conocido como el «Loco de Macuto». Falleció en el Sanatorio San Jorge en Catia (Caracas) a los 65 años. Desde el año 2016 sus restos mortales reposan en el Panteón Nacional de Venezuela.

Su obra y figura fue admirada por artistas e intelectuales como Pablo Picasso, Margot Benacerraf, Alí Primera, Jesús Rafael Soto, Antonio Saura, Fernando Botero y Sofía Ímber.

 

Frases acreditadas de Armando Reverón

“No podía pintar sino amaneceres. Pintándolos se me olvidaban siempre las gaviotas. Debe ser porque el color de su vuelo tiene la luz en otras horas”.

“Vine aquí (a Macuto) a encontrar la sencillez y me encontré con la realidad”.

“El lienzo está en blanco y cada pincelada es un pedazo del alma”.

“Cuando yo hablo yo soy Dios, cuando tú hablas, tú eres Dios. Dios está en el color ¿No lo ves?”.

“Una vez que se empieza hay que seguir haciéndolo. Un cuadro no se termina nunca”.

“Cada hora es de un color distinto, y uno siente el paso de una a la otra”.