HUELLAS Y PRESENCIAS INSULARES: CUBAGUA OLVIDADA (II)

Un folleto que aún se sigue repartiendo a los turistas en el Museo Nueva Cádiz de La Asunción, en Margarita, da cuenta del alcance de esa propuesta que nunca se materializó. “El IPC no nos ha rendido cuentas de qué hizo con los 3 millones de bolívares destinados al proyecto Cubagua“, señala González, aunque asegura que le ha exigido esta información al instituto porque el compromiso fue siempre incluir a la comunidad. El arqueólogo Jorge Armand, que trabajó en la recuperación de Nueva Cádiz, afirma que el IPC no llegó a gastar 10% de la inversión inicial. “¿Dónde está esa plata?”, pregunta.

El propio ministro Sesto entregó dinero a los vecinos de Cubagua. “Como adelanto nos dio un cheque de 50.000 bolívares fuertes para repartir entre todos los habitantes de la isla”, recuerda González y cuenta que ese monto sólo alcanzó para reparar los motores de las lanchas de algunos pescadores y arreglar los techos de varias casas. No pudieron hacer nada más, pero los cubagüenses no tenían mayor preocupación porque Sesto les aseguró que sólo era el abreboca de la millonaria suma que se invertiría en recuperar las ruinas y repotenciar la isla con fines turísticos y como parque temático.

Pero no recibieron más nada. “El presidente del IPC, José Manuel Rodríguez, nos dijo que recuperaría Cubagua y que sus palabras no se las llevaría el viento, pero debe ser que el viento de acá es muy fuerte”, expresa, ya desconfiado, González.

Isla embarcada. El presidente Hugo Chávez anunció que realizaría su programa dominical Aló, Presidente en Cubagua en octubre de 2009. Era el momento de inaugurar el parque arqueológico. Para ello enviaron a la isla tarimas, toldos y sillas. Pero a última hora, el jefe del Estado suspendió la visita al enterarse de que no había nada que inaugurar. Fue éste el cierre de un proyecto y de una idea que sólo adorna un folleto.

Hoy, como hace 500 años, los habitantes de Cubagua no tienen agua dulce. Continúan trayéndola de otras partes. La planta desalinizadora que se inauguró con bombos y platillos en 2009, se dañó al mes de instalada y no ha sido reparada. Varias casas recibieron paneles solares para tener por fin luz.

Sin embargo, cuenta González que se trataba de una solución provisional pues les dijeron que instalarían energía eólica, aprovechando el fuerte viento del lugar. Nunca llegó.

También se anunció como un hecho la construcción de 17 viviendas y de una escuela bolivariana, y sin embargo los pocos niños (menos de 10) que reciben clases en la isla continúan reuniéndose en un salón prestado, en una casa de la Universidad de Oriente, con un profesor que viaja desde Margarita.

Los cubagüenses, como Jesús Ramos, prefieren que sus hijos estudien fuera de la isla para garantizarles una continuidad educativa que allí luce imposible.

Dentro de las propias ruinas de Nueva Cádiz vivía un grupo de personas, el IPC las desalojó de allí y les prometió viviendas.

Ramos, uno de ellos, tuvo que ingeniárselas para levantar de nuevo su rancho a varios metros de distancia, sin recibir la ayuda gubernamental.

(Fuente: www.el-nacional.com Caracas, 04 de diciembre de 2011 Mireya Tabuas)

Recopilación: Verni Salazar

Sigue nuestras redes sociales. Somos OtilcaRadioradio on line gratis, transmitiendo 24 horas solo música venezolanaInstagramTwitter FacebookÚnete a nuestro canal en Telegram.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.